Lección de fortaleza del corredor de Burgos BH, que llegó a marcar el mejor tiempo en meta para concluir sexto pero consigue el maillot de mejor joven.

Pelayo Sánchez con su maillot de mejor joven de la Volta ao Alentejo.

Corta pero muy exigente, la contrarreloj de la Volta ao Alentejo deparó la positiva sorpresa del corredor del Burgos Bh, Pelayo Sánchez, que mostró una envidiable condición física. En tiempos de los corredores más fuertes, pudo rozar el top-5 final y hacerse con la prenda que distingue al mejor joven de la carrera.

Pelayo Sánchez: “Ya conocía la contrarreloj de otros años y sabía que se me podía dar bien. Salí sin cabra porque había una bajada bastante técnica. Sin referencias, porque salía de los primeros, pero sabiendo que eran menos de 15 minutos a tope, al final hemos podido lograr el sexto puesto y conseguir el maillot blanco de mejor joven. A ver mañana, que dan lluvia y la etapa es algo más pestosa, si podemos progresar en la general”.

La competición se cierra este domingo con la jornada final entre Castelo de Vide y Évora, de nuevo con un final que previsiblemente será al sprint.