El entrenador vasco tendrá como misión recuperar a un equipo tocado anímicamente para lograr la salvación una temporada más.

Joseba Etxeberria.- Foto: CD Tenerife

Las negociaciones por hacerse con sus servicios se intensificaron en la jornada dominical tras la severa derrota del Mirandés frente al Sporting en Anduva. El Consejo de Administración decidió cesar al anterior inquilino del banquillo Lolo Escobar, que contaba con el apoyo del club. Sin embargo, la involución del equipo y, sobre todo, las protestas de los aficionados precipitaron la marcha del preparador extremeño. Ahora, y a falta de confirmación oficial, la dirección deportiva ha confiado el proyecto a Joseba Etxeberria que vuelve a la categoría de Plata después de su andadura en el Tenerife.

Joseba Etxeberria dirigió al conjunto canario durante 23 partidos con un balance de ocho victorias, ocho empates y seis derrotas en el campeonato de Liga. En el encuentro de Copa, los blanquiazules cayeron por 1-2 ante el Cádiz. Durante la última campaña entrenó al filial del Athletic con el que logró la clasificación para el playoff. Derrotó al Celta B en semifinales, pero el Burgos evitó el retorno a Segunda de los cachorros.

Etxeberria basa su sistema de juego en un 4-2-3-1 en el que da mucha importancia a laterales y extremos, tanto en la salida de balón como en la presión. Para el preparador guipuzcoano, la batalla en el centro del campo es clave, con un mediocentro más posicional; al igual que el aspecto defensivo con jugadores rápidos que sean capaces de tener un alto porcentaje de duelos ganados durante el encuentro. 

A la espera de que el club rojillo confirme su incorporación, el mítico exjugador del Athletic dirigirá en las próximas horas su primer entrenamiento como rojillo de cara a preparar el siguiente compromiso contra el Almería en los Juegos del Mediterráneo.