Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Álvaro García)

Duro inicio de la Challenge en Mallorca, con un Trofeo Calvià en el que Adrià Moreno fue el mejor morado llegando en el segundo gran grupo, por detrás del ganador McNulty (UAE)

Una fuga consentida y de tan solo tres ciclistas que llegó a coger más de 7 minutos centró la atención en la primera mitad de carrera. Después, ya en la zona más exigente, se cortó la carrera con un Adrià Moreno siempre muy atento que en la subida a Sóller tuvo la compañía de Ángel Madrazo y Jesús Ezquerra.

Seleccionada de nuevo en las siguientes dificultades, solo Moreno pudo mantenerse cerca de los mejores y peleó hasta la línea de meta de Palmanova, para firmar en el segundo grupo la 24ª posición que abre la veda de esta Challenge.

Adrià Moreno: «En la bajada de Sóller se cortó la carrera y ya en Deià se formó el corte definitivo en el que pude estar. La verdad que estaba ya justo y con tantos ataques no pude saltar a los movimientos en busca de seleccionar aún más la carrera. En el esprint he tratado de entrar bien colocado y me voy contento de este arranque con mucho aún por disputar».

Mañana jueves el Trofeo Port d’Alcúdia propone un recorrido de 173 kilómetros con tres subidas puntuables entre las que destaca el Coll de Sa Batalla, a 30 kilómetros del final, que puede romper la carrera y seleccionar la previsible llegada al esprint.

Hotel Ciudad de Burgos.