(Fotografía: JARCHA)

El equipo burgalés viaja a O Rosal para recuperar el partido aplazado de la jornada 12 ante uno de los equipos más sólidos de la categoría

El UBU San Pablo se encamina hacia su particular “Angliru” con una “Vuelta a España” de 7 partidos en tres semanas, en la que ya superó la primera ‘meta volante’ con la victoria del pasado domingo ante Teucro. Sin tiempo para pensar, llega el encuentro contra el Acanor Novás Valinox, aplazado de la jornada 12, que se disputará este miércoles a las 20:30 horas en el polideportivo de O Rosal.

El cuadro cidiano tiene mucho que trabajar y poco tiempo para corregir los errores de la pasada jornada que, si bien no impidieron la victoria ante el bloque teucrista, requieren de un ajuste para evitar sustos innecesarios en los siguientes compromisos.

Nada que no se cure con algo más de ritmo competitivo, una medicina de la que va a estar bien provisto el UBU San Pablo en los próximos días. El choque ante el próximo rival se antoja de gran trascendencia tanto a efectos de sensaciones como de competición.

El conjunto rosaleiro se sitúa sexto en la clasificación con 12 puntos y dos partidos por recuperar, uno de ellos el de este miércoles contra Burgos. Una victoria ante los rojinegros supondría adelantar en la tabla a Alcobendas, un punto por encima, y volver a meterse entre los cinco primeros puestos que dan acceso a la fase por el título. Mientras, el conjunto castellano buscará los dos puntos para recuperar la segunda plaza de la tabla, ahora en poder de Zarautz, empatado a puntos con los burgaleses.

«El miércoles tenemos un partido complejo contra un muy buen equipo», afirma el técnico del UBU San Pablo, Nacho González. El preparador cidiano tiene muy claro el reto que supone buscar los puntos en O Rosal, «una pista muy caliente y pequeña en la que siempre hay mucho ambiente».

Enfrente, el cuadro burgalés tendrá «a un gran equipo» que se destaca por contar «con gente experimentada y muy veterana» a la que se ha sumado «una incorporación de última hora como es Alen Muratovic» que es «un jugador que juega muy bien a balonmano».

González remarca el dato referido a la calidad de la plantilla rival, compuesta por «un perfil de jugadores con mucha experiencia, con muchos kilos, con muchos centímetros» y que sobresale por tener «una defensa muy fuerte y una buena portería» además de «un buen lanzamiento a distancia».

Por su parte, el conjunto castellano intentará imponer su juego y su ritmo: «Nosotros intentaremos utilizar nuestras armas y hacer un buen partido y luchar por conseguir los puntos», completa.