(Fotografías: Pingüinas Rugby Burgos)

El PRB Sportia cayó por la mínima en su visita a Palencia 25 a 24. Fue un difícil compromiso del filial de Pingüinas, que se desplazaba a la vecina Palencia con muchas ausencias y solo 16 jugadoras disponibles.

Comenzaba el encuentro con el guion preestablecido: unas locales jugando duro, demostrando en cada punto de encuentro quien eran las veteranas, y unas visitantes ordenadas en defensa y con un ataque muy vivo, con algunos fallos propios de la juventud.

Las primeras en golpear fueron las moradas en el minuto 15. Blanca conseguía un ensayo, que no valía para desestabilizar a las burgalesas. Estas, tras un par de jugadas que no fructificaron en el último pase, por fin en el 35 igualaban la contienda a 5 gracias a una rápida escapada de Silvia. La segunda parte comenzó igual que la anterior y Marisol a los 8 de la reanudación  conseguía marcar el 10 a 5.

A partir de este momento fueron las azules las que toman el mando del partido. Así Ángela en el 54 y Carlota en el 59 daban la vuelta al marcador 10 a 17. En el 65, nuevamente Marisol reducía diferencias 15 a 17. Y tres minutos más tarde, otra vez Silvia, que poco a poco va ganándose un puesto en el primer equipo, hacía el 15 a 24.

Los diez últimos minutos dejaron ver el mayor problema de las azules: su inexperiencia gestionando los tiempos de juego. A eso se unieron las lesiones de Iveth y Sabela junto con la expulsión temporal de Carlota, hecho que provocó jugar más de siete minutos con dos menos.

Las palentinas no dejaron pasar esta oportunidad y con un juego de mucho coraje conseguían dos marcas más de Patricia y Mónica que daban la vuelta al marcador en el minuto 80.

Jugaron por SPORTIA: Pau, Miriam, Paulita, Paula Blázquez, Zeta, Helena, Iveth, Sabela (Carmen), Mani, Alba, Carlota, Paula Salazar, Ángela Martín, Silvia y Elena.

Para este próximo fin de semana, el sábado 29 le toca jugar al PRB La Flor de Escocia, en Valladolid contra el Salvador RC, en lo que será el primer partido de la segunda vuelta.