Se escaparon los puntos del Centro Cívico Río Vena. Cuatro horas y veinte minutos de extraordinario trabajo por parte de las jugadoras del Universidad de Burgos – RM Terán y de Son Cladera (Mallorca) fueron necesarios para dirimir el resultado final de 4/3 para las baleares.

El resultado deja al conjunto burgalés en las dos últimas plazas de la clasificación, con cuatro puntos, al igual que el Covicsa Santa Eularia de Ibiza, pero sabedor de estar haciendo las cosas lo mejor que se pueden y siempre contando con jóvenes jugadoras de la cantera.

En el encuentro de esta jornada, estelar la rumana Andreea Clapa, que se colgó, literalmente, el equipo a sus espaldas, y fue capaz de lograr sus dos puntos parciales, el segundo de ellos, lesionada en su pie derecho, y junto a Elvira Rad, vencer también en el choque de dobles. En esta ocasión, las dos burgalesas, Elvira Rad y María Berzosa, no pudieron puntuar, a pesar de realizar buenos partidos, pero se vieron superadas por el buen nivel de juego de sus rivales.

Cabe reseñar que las baleares se presentaron en Burgos con una escuadra de campanillas, con dos jugadoras rusas y la madrileña Ainhoa Cristóbal, una de las mejores nacionales del momento.

Ante este potente equipo, que va líder en la clasificación, presentaba una buena oposición el UBU RM Terán, que está realizando una gran temporada en esta primera campaña en la máxima categoría nacional y donde sus jugadoras locales están creciendo cada día. Ahora, un pequeño descanso de dos semanas para otro encuentro crucial, el sábado 29 de enero, en Jaén ante el equipo de Hujase.