(Fotografías: JENGA)

Servigest Burgos y Fundación FDI Las Rozas jugaron este sábado el único encuentro de la División de Honor de baloncesto en silla de ruedas que se pudo disputar de la jornada debido a la acumulación de casos de coronavirus en todos los equipos. Y los burgaleses sufrieron una dolorosa derrota ante un rival directo por escapar de los últimos puestos de la clasificación.

Los de Rodrigo Escudero, tras no poder jugar la pasada semana por sufrir alguno de sus  jugadores el virus, tuvieron que afrontar el encuentro muy mermados. Los dos afectados por el covid llegaron al partido sin entrenar, uno de ellos viniendo de una lesión todavía no recuperada. Si a eso se le suma que Cruz Ruiz todavía no puede entrenar al cien por cien tras volver lesionada de las paralimpiadas  y que, solo veinticuatro horas antes del partido, su jugador Callum Doherty decidió abandonar el equipo de motu proprio y sin ninguna explicación,  el partido se presentaba con muchas dificultades.

Con todas estas circunstancias, el partido pasaba a ser una gran prueba física, pero también mental. Y en esa parte los burgaleses aguantaron con nota durante la primera mitad. Sabiendo que tras tantas vicisitudes, y con muy pocos entrenamientos, la fluidez ofensiva se podía resentir, subir el nivel defensivo era importante. Y sobre todo anular el poderío ofensivo madrileño evitando tiros fáciles de los puntales del Fundación FDI Las Rozas, un equipo con muy buenos tiradores.

En los compases iniciales, eso no se pudo conseguir, y ocho puntos consecutivos del internacional español Ruiz colocaron el marcador en un 4 a 10, lo que hizo pedir tiempo muerto al entrenador burgalés. A partir de ahí, los puntos de Macek y Fryer y la subida en la intensidad defensiva en los locales permitieron que el partido entrara en una fase más igualada.

Tras acabar el primer cuarto 10 a 14, los mismos protagonistas anotaban sendas canastas que igualaban rápidamente el partido a 14. De ahí hasta el descanso, ambos equipos se alternaron en el mando en el marcador, con los burgaleses por delante 25 a 23 al final de los primeros veinte minutos.

Ya en la segunda parte, con 27 a 25 en el marcador, en un partido con dos equipos muy lejos de su mejor forma y que se iba a decidir por detalles, llegó un momento que luego fue clave en el desenlace. La silla de Lee Fryer sufrió una avería mecánica que le obligó  a retirarse al banquillo.

Buena parte de las opciones ofensivas del Servigest pasan por la rapidez y capacidad anotadora del jugador inglés, y sin él en pista la movilidad del balón se ve claramente resentida. Sólo estuvo tres minutos en el banquillo, pero tras su vuelta, con la silla en precario, Fundación FDI ya se había hecho con el mando, subiendo su presión defensiva ante unos descolocados burgaleses.

Con el jugador inglés muy descentrado, Macek se convirtió en el casi único referente ofensivo burgalés y los visitantes reforzaron su defensa sobre él. El caudal ofensivo local se secó, y al final de tercer cuarto Las Rozas ya ganaba por 32 a 39.  Los últimos diez minutos fueron un quiero y no puedo local. Los madrileños jugaron con mucha inteligencia con su ventaja, el argentino Gómez se hizo con el mando, y la victoria visitante no peligró en ningún momento.

Al final del encuentro el entrenador burgalés lo primero que quiso es felicitar al Fundación FDI Las Rozas por la merecida victoria en un partido muy disputado. “Nos ha faltado un poco de consistencia y algunos errores no forzados nos han pasado factura. Tampoco nuestros porcentajes de tiro han sido los correctos, con muchas imprecisiones y muchos tiros dentro de la zona fallados. Con estos datos es difícil ganar a cualquier equipo en la liga”, analizaba el técnico.

“Sí que es cierto que hemos tenido desde la vuelta de vacaciones dos semanas un poco convulsas, con el tema de los positivos covid, con la marcha de un jugador, Callum, justo veinticuatro horas antes del encuentro, y la suma de todos estos factores no hacía que afrontáramos el partido en las mejores condiciones. Aun así, hemos podido pelear durante tres cuartos y nos ha faltado un poquito más para poder rematar la faena y conseguir una victoria que hubiera sido tan importante”, explicaba Rodrigo Escudero.

El siguiente partido para los burgaleses será el próximo sábado en Bilbao frente al actual campeón de liga, el Bidaideak Bilbao BSR.

Ficha técnica

44 – SERVIGEST BURGOS: Arredondo (6), Alvaro (-), Siaurusaitis (4), Fryer (10)  y Macek (20) -cinco inicial-  Abdoul (4),  Cruz (-)  y  Yoni (-).

55 – FUNDACIÓN FDI LAS ROZAS: Zavala (6), Cubo (2), Sallis (-), Ruiz (20) y Cantero (4) –cinco inicial-   Melchor (2), Sanz (2) y  Gómez (19).

Parciales: 10-14; 15-9 (25-23); 7-16 (32-39); 12-16 (44-55).

Árbitros: Tejido, Hernández y Uruñuela. Señalaron 10 faltas a los locales y 7  a los visitantes. Eliminado Fryer (min. 38), por dos faltas antideportivas.