La plantilla compareció muy mermada por los recientes casos de coronavirus.

Un momento del partidillo jugado durante el entrenamiento cara al público.- Foto.- Burgosdeporte

El Burgos Club de Fútbol ha entrenado este sábado en El Plantío con puertas abiertas para los aficionados. Ha sido un detalle para agradecer a la afición su apoyo y compensar un fin de semana en el que no habrá fútbol debido a las competiciones de Copa.

Y la afición ha respondido de la mejor manera, en una mañana soleada, con unos 300 seguidores en las gradas de El Plantío, en un entrenamiento tranquilo, distendido y con un buen ambiente.

El público no faltó al entrenamiento a puerta abierta en El Plantío.-. Foto: Burgosdeporte

A las órdenes de Julián Calero, entrenador del conjunto blanquinegro, han entrenado los jugadores de la plantilla, muy mermada por los casos de coronavirus y las lesiones. No estuvieron Valcarce, Grego Sierra, Mumo, Alarcón ni Matos, todos ellos a la espera de cumplir la cuarentena por la pandemia. Y tampoco, Fran García, que sigue recuperándose de su lesión, ni Raúl Navarro que fue operado el jueves en Barcelona de una lesión de menisco.

El entrenamiento consistió en unos ejercicios específicos por demarcaciones y un partidillo que jugaron entre ellos, con ubicación de sendas porterías en medio campo para reducir el espacio de juego.

Otro momento de la sesión de entrenamiento- Foto: Burgosdeporte

Los comentarios en la grada estuvieron centrados en el próximo partido del Burgos frente al Leganés en El Plantío, previsto para el domingo 23 de enero, en el que todos coinciden de la importancia de sumar los 3 puntos para evitar problemas, porque el conjunto blanquinegro, lleva solo un punto de 9 posibles en los tres últimos partidos y así las cosas no van bien, aunque se ha beneficiado de otros resultados de los equipos que van por debajo, que tampoco están en un buen momento.

Otros comentarios eran sobre los refuerzos, ya que el mercado de invierno ya está en marcha y algunos equipos ya están incorporando nuevos jugadores. La impaciencia también notable entre los aficionados, que esperan lo antes posible los refuerzos, ya que consideran que cuanto más se tarde en fichar, empeorará la situación. Comentarios en la grada, en una jornada sin fútbol, que todos echan de menos.