El conjunto burgalés pedirá el aplazamiento del partido previsto para el sábado ante Anacor

También el balonmano de la capital se ve afectado por la pandemia. El UBU San Pablo ha confirmado que se han detectado 3 contagios por Covid-19 en la primera plantilla de jugadores, por lo que se ha procedido a la suspensión de los entrenamientos y al aislamiento de todo el equipo.

Todos los afectados se encuentran en buen estado y se hará seguimiento de su evolución y de la del resto de componentes de la plantilla en los próximos días, siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

A causa de esta circunstancia, el conjunto burgalés solicitará el aplazamiento del partido previsto para este sábado en la cancha del Acanor Novás Valinox a las 18:00 horas, correspondiente a la 12ª jornada de liga, el cual deberá ser confirmado por la Real Federación Española de Balonmano.