La piloto burgalesa aprovechó los problemas de Fernando Álvarez para alcanzar de nuevo la tercera posición de T3

Cristina Gutiérrez está a un día de poder subirse al podio del Rally Dakar. La piloto española puede ver recompensados los esfuerzos realizados durante toda esta competición, con una tercera posición en la categoría de prototipos ligeros que en estos momentos parece un sueño o casi un milagro, que ha logrado alcanzar en la penúltima etapa disputada ayer jueves.

La burgalesa del Red Bull Off-Road Team USA no lo tuvo nada fácil y sufrió en bastantes momentos durante el bucle de Bisha, el recorrido que ha marcado la undécima etapa de esta edición. A pesar de liderar la clasificación en el primer punto intermedio, Cristina sufrió problemas y estuvo más de un cuarto de hora parada pasado el kilómetro 100, lo que la descolgó del resto de favoritos.

En esta circunstancia la victoria volvió a quedar en bandeja para su compañero de equipo, Seth Quintero, que sigue haciendo historia con su undécima victoria este año. Así, aumenta un dominio incontestable que, sin embargo, no le permite luchar por el triunfo en la categoría debido a sus problemas del segundo día de competición.

Cristina Gutiérrez tuvo un buen día y llegó a 24 minutos y 27 segundos de Quintero, algo que, a priori, la dejaba sin opciones de podio de cara a la última jornada de este viernes. Pero no estaba todo dicho. La suerte, por una vez, la ha sonreído en una edición en la que podría haber alcanzado cotas mayores. Sin embargo, en contraposición la mala jornada para el español, Fernando Álvarez y de su compañero, el francés Panseri, sufrieron graves problemas mecánicos, quedando parados durante varias horas y perdiendo sus opciones de podio, que también habían trabajado durante las últimas dos semanas.

Finalmente, llegaron en la trigésimo primera posición a la meta, a 5 horas y 13 minutos de Quintero y claramente condenados en la general, tanto que pierden incluso el Top 5: son sextos a casi 3 horas de la pareja española forzada por Santi Navarro y Marc Solà. Cristina Gutiérrez, por su parte, hereda la tercera posición, a 4 horas y media de ‘Chaleco’ López, que a buen seguro conquistará la general este viernes. Únicamente el ruso Pavel Lebedev podría ponerle en problemas, aunque está a casi 27 minutos de la burgalesa.

Así, este viernes el Dakar pondrá su broche de oro con el regreso a Jeddah, en una etapa de apenas 164 kilómetros de especial y más de 500 de enlace. Y la burgalesa está a un paso de consolidar el podio. Los milagros existen.