La piloto burgalesa, pese a todo, consigue cruzar la línea de meta en la quinta posición de su categoría.

Cristina Gutierrez.- Foto: Autofacil.es

El Dakar es una prueba complicada y Cristina Gutiérrez lo sabe bien, por eso ha vuelto a salir del paso en otra jornada dura, en la segunda etapa del Dakar, en la que Cristina y su compañero de fatigas, François, han vuelto a tener dificultades. Primero han tenido un pinchazo y un problema con el gato, pero después llegaría la peor noticia ya que se han quedado sin embrague.

Pese a todo, han podido llegar a la meta en la quinta plaza y marchan cuartos en la general, a 42 minutos del líder.

Hemos salido a la segunda etapa con muchas ganas. Ayer tuvimos algún problema en el coche y hoy pinchamos una rueda y tuvimos un problema con el gato, así que hemos perdido un poco de tiempo”, ha comentado Cristina tras la segunda etapa.

“Después de eso nos hemos quedado sin embrague en el coche también, así que hemos intentado tirar lo más rápido que hemos podido y estamos contentos de estar en el final de esta segunda etapa”, ha agregado la piloto de Red Bull.

Son ya varios los contratiempos que ha tenido la piloto española en este Dakar, así como el año pasado ya tuvo varios ‘dolores de cabeza’ en términos mecánicos, pero lo más importante para ella es que siguen en carrera.

“Es sólo la segunda etapa y en el Dakar pueden pasar muchas cosas. Hoy me toca a mí, pero mañana le tocará a otro; lo importante es seguir intentando perder el menor tiempo posible. Pese a los problemas, seguimos aquí. Veremos en la siguiente”, ha expresado Cristina Gutiérrez para concluir.