Sustituye a Sara López, que seguirá desarrollando tareas formativas con la cantera del balonmano en Aranda

Mariano Ortega en su etapa en el Balonmano Burgos.- Foto: CB Burgos

El Villa de Aranda da un paso adelante para evitar su deriva en una temporada para olvidar en la que lleva ya tres técnico. Primero fue Alberto Suárez, quien fue destituido después de un mal comienzo de temporada, para dar paso a la madrileña, Sara López, quien tampoco ha conseguido enderezar el rumbo y los resultados deseados, con el equipo penúltimo en la tabla. Ante esta situación, la directiva del club arandino ha optado por un nuevo cambio en el timón del equipo y será el técnico catalán, mariano Ortega quien se hará cargo del equipo para iniciar la remontada.

Ortega ya es conocido en el balonmano burgalés, ya que en 2017 estuvo entrenando al UBU San Pablo, aunque su historial deportivo es muy amplio y cuajado de experiencia tanto nacionales como internacionales.

Mariano Ortega fue, como jugador, internacional absoluto con España en 133 partidos y participando en diversos Campeonatos del Mundo, como en Portugal en el año 2003, Túnez en 2005, que supuso la medalla de oro, o Alemania 2007. Además cuenta con dos medallas de plata y una de bronce en Campeonatos de Europa. A nivel nacional ha pasado por equipos como el Balonmano Aragón Balonmano Burgos y Guadalaja. En el ámbito internacional destaca como seleccionador del Arabia Saudí y recientemente ha entrenado al conjunto húngaro del Csurgoi.

Su principal misión será a partir de ahora reflotar al Tubos Aranda en una campaña en la que nada le está saliendo bien y en la que su llegada supone el tercer cambio en el banquillo del equipo de la Ribera.

El comienzo de los entrenamientos, según ha anunciado el club, será el martes 28 de diciembre y no se descarta algún fichaje como refuerzo del equipo arandino en los próximos días.