Los burgaleses llevaron ventajas de hasta 10 puntos pero en la recta final sucumbieron tras una sanción a Lastra que les dejó en inferioridad.

Recoletas no pudo puntuar en Alicante.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Todos sabemos que los partidos no son como comienzan sino como terminan y en este caso no terminó bien para el Recoletas Burgos Universidad de Burgos, que pese a realizar un partido muy aceptable en Alicante, terminó sucumbiendo en los últimos minutos ante La Vila. El equipo castellano no supo defender su ventaja en el marcador mientras los locales aprovecharon la tarjeta a Lastra para irse en el marcador y conseguir la victoria por 24-20.

El primer tiempo tuvo color burgalés, pese a que el conjunto alicantino se adelantó muy pronto en el marcador con un golpe de castigo que transformó Viriot a los dos minutos, poniendo el 0-3.

La reacción burgalesa tardó en llegar pero fue efectiva y merecida por el juego del conjunto burgalés en este primer tiempo. A los 27 minutos, Wagenaar lograba el primer ensayo que Carrió transformaba posteriormente y tres minutos más tarde con el Recoletas lanzado Sacovechi lograba un nuevo ensayo y Carrió también lo convertía, poniendo el 3-14 en el marcados.

Parecía que el partido estaba encarrilado para los burgaleses, pero antes del descanso, La Vila avisaba de que no iba a ser fácil la victoria para los visitantes. Era el minuto 37 cuando Caini ensayaba y Viriot convertía el tiro, por lo que al descanso se llegaba con un 10-14, que dejaba muy en el aire el partido de cara a la segunda parte.

Y el comienzo del segundo tiempo fue esperanzador para Recoletas Burgos, que aunque con un juego menos fluido que en el primer tiempo, lograba ampliar su ventaja con sendos golpes de castigo convertidos por Carrió que ponía los 20 puntos para Burgos.

Pero lo peor estaba por venir con la tarjeta amarilla para Lastra, que supuso una oportunidad para el conjunto alicantino, que supo aprovechar muy bien. con sendos ensayos de Sipapate y Ramos, que convertidos por Viriot, dejaron el marcador final en un 24-20 que supone para el Recoletas Burgos una dolorosa derrota sobre todo porque durante buena parte del encuentro fue por delante en el marcador y acariciaba la victoria.

Una derrota que deja a los burgaleses en una delicada situación en la tabla de la que deberán sobreponerse no fallando en los próximos compromisos.