Los rojillos se enfrentan este domingo a la Ponferradina con la necesidad de ganar para no caer en puestos de descenso.

El Mirandés acude con muchas necesidades a Ponferrada para medirse a la Ponferradina este domingo a partir de las 14,00 h. en El Toralín. El técnico rojillo, Lolo Escobar, destaca el buen papel de los menos habituales en el compromiso copero en Lepe. El equipo rojillo fue capaz de mantener la portería a cero: “Lo que quería ver de ellos, lo vi. Quería que tuviesen ese nivel de compromiso. Es el primer paso para que un entrenador empiece a confiar en un jugador que está contando con menos minutos. El grupo me transmite que estamos en un buen momento. Ahora las sensaciones es que podemos volver a ganar a cualquier rival. El partido de Ponferrada nos puede hacer despegar”.

Adelantarse en el marcador podría ser determinante para sumar los tres puntos en el feudo berciano. El conjunto jabato se ha puesto por delante muy pocas veces en lo que llevamos de temporada. “Para nosotros es importante ponernos por delante. Somos de los equipos que llevamos más tiempo jugando a remolque. Eso lastra mucho a nivel de confianza. Es nuestro siguiente objetivo. En el otro fútbol también estamos tratando de mejorar. Queremos recibir allí el menor peligro posible”.

Por su parte en Ponferrada no se fían de la clasificación. El técnico de la Ponferradina, Jon Pérez Bolo, advierte de que será un partido muy complicado para los locales y pide a la afición el máximo apoyo en este compromiso que de conseguir una victoria, volvería a enganchar al conjunto blanquiazul a los puestos altos de la clasificación.