Intenso partido entre Aparejadores Burgos y Ciencias de Sevilla sobre un San Amaro con nieve en el que pudo ganar cualquiera de los dos equipos.

Fotos: Jarcha/Burgosdeporte

La mañana del domingo deparó un interesante partido en la División de Honor de Rugby, con Recoletas Burgos Universidad de Burgos y Ciencias de Sevilla, que jugaron un bonito partido sobre la nueve de San Amaro, con alternativas y con intensidad en busca de la victoria.

Voluntarios y personal del club retiraron parte de la nieve de San Amaro antes del partido.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Al final todo quedó en tablas, pero con emoción hasta el último segundo, ya que el equipo burgalés, que fue ganando, empató al filo del tiempo reglamentario, en un partido en el que pudo pasar de todo.

La primera parte fue burgalesa, El Recoletas Burgos salió mejor al partido en la fría mañana y puso en aprietos al Ciencias de Sevilla que tardó en adaptarse al frío y la nieve. Tampoco es que el conjunto burgalés hiciera un gran partido, pero llevaba la batuta en el juego y en el marcador, aunque sin despegarse demasiado.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Las acciones con puntos en el primer tiempo se resumen en un golpe de castigo transformado por Carrió a los 7 minutos, que daba los tres primeros puntos al equipo de casa y un ensayo pero sin transformación del propio Carrió a los 29 minutos. Era una ventaja de 8-0 con la que se llegó al descanso.

Y en la segunda parte las cosas se le torcieron al equipo burgalés, primero con la amarilla a Lastra, que le dejó en inferioridad numérica, lo que aprovechó Ciencias para acortar distancias en el marcador con un ensayo de López que transforma Cormac para acercarse 9-7 en el marcador. La emoción estaba servida y Argerich volvió a poner puntos de distancia para el Recoletas con un ensayo que suponía el 13-7.

Fotos: Jarcha/Burgosdeporte

Ciencias de Sevilla fue un equipo mucho más inspirado y adaptado a la nieve en este segundo tiempo, saliendo con velocidad en las acciones de ataque y defendiendo con intensidad. El partido estaba abierto, todo era posible y el conjunto sevillano le daba la vuelta al marcador, con un ensayo de castigo a los 54 minutos y sendos tiros a palos con transformación de Fox Cormac en los minutos 68 y 74 que ponían al Aparejadores de Burgos contra las cuerdas con un 13-20.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

La situación estaba muy complicada para el recoletas Burgos, pero el empuje y las ganas del equipo castellano tuvieron su premio, por no dar el partido por perdido. Entonces apareció Silvestre con un ensayo que culminaba una buena jugada burgalesa y Carrió no falló en la transformación para dejar el empate definitivo en el marcador. 20-20.

Abrazos de los burgaleses tras conseguir el empate.- Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Un empate que tiene un sabor agridulce si miramos la primera parte, pero que vale su peso en oro viendo lo que pasó en la segunda mitad, y además el equipo burgalés sigue con opciones de Copa.