Así lo aprobó la Junta de Gobierno Local en su última sesión.

El Burgos podrá ingresar 1,4 millones de euros por parte del Ayuntamiento de la ciudad si mantienen la categoría. La Junta de Gobierno Local aprobó en su última reunión el pliego de condiciones que regirá el próximo convenio, en el que se especifica como condición primordial mantener la categoría en la Segunda División del fútbol profesional. La aportación del Consistorio sería de 1,4 millones que considera puede rentabilizar con un retorno económico adecuado, por la promoción que supone jugar en esta categoría.

La aportación municipal contempla 700.000 euros por la actual temporada, 2021-22 y otros 700.000 para la 2022-2023, pero siempre con la premisa de mantenerse en Segunda División.