Padre e hijo se enfrentarán el sábado en el partido Burgos-Málaga que, a buen seguro, será muy especial para ambos.

El fútbol tiene momentos muy especiales y uno de ellos es el que protagonizarán el próximo sábado en el partido Burgos-Málaga, en el Plantío, el técnico del equipo blanquinegro, Julián Calero y su hijo Iván, actualmente jugador del Málaga.

Será un partido especial para ambos, porque no siempre padre e hijo coinciden en un encuentro como rivales, uno como entrenador y otro como jugador

Iván Calero, hijo de Julián, nació en Parla en abril de 1995 y actualmente juega como defensa en el Málaga Club de Fútbol, rival del Burgos el próximo sábado en El Plantío. Antes de debutar como senior, Iván pasó por las canteras del Real Madrid y Atlético de Madrid y tras dejar este último equipo fichó por el conjunto inglés del Derbi County, desde donde salió cedido al Burton equipo con el que disputó 6 partidos. Su periplo internacional se completa en los Países Bajos con el Sparta Rotterdam de la Eredivisie.

Ivan Calero en el Málaga.- Foto: Málaga CF

En 2017 fichó por el Elche se Segunda División B con el que consiguió el ascenso pero al no entrar en los planes del técnico burgalés, Pacheta, fue cedido al Salmantino de Segunda B. Posteriormente fichó por el Numancia de Segunda División donde jugó 37 partidos con el conjunto de Los Pajaritos. Y en agosto de 2020 se convirtió en jugador del Málaga Club de Fútbol de la Segunda División, donde continúa actualmente.

Su padre, Julián Calero, actual entrenador del Burgos CF, tiene un amplio historial como jugador y entrenador. Recordamos que ha sido segundo entrenador de Julen Lopetegui en el FC Porto y también segundo de Fernando Hierro, tanto en su etapa en el Real Oviedo como en la Selección Española de Fútbol, durante el Mundial de Rusia 2018. El historial de Julián Calero como entrenador se completa recordando su primera andadura en la AD Parla y posteriormente en el Navalcarnero y el Rayo Majadahonda.

Julian Calero en el Burgos Cf.- Foto: Jarcha/burgosdeporte

Los compañeros del diario Málaga Hoy destacan una entrevista realizada el pasado verano en 7TV de Andalucía, en la que ambos dejaron claro que cada vez que se encuentran en el campo hay un cierto pique, aunque lo aceptan con naturalidad. No será la primera vez, ya que hace años se enfrentaron, el hijo en el Atlético de Madrid C en Tercera División en el Grupo VII y el padre en el Alcorcón B y ganaron los de Iván por 3-0 aunque el Alcorcón no se jugaba nada. Y en otra ocasión en juveniles, en la División de Honor, con victoria del equipo del padre, por 1-0. Así que todo queda en empate.

Julián Calero manifestaba en la entrevista de este verano que cuando llegara este momento entre el Burgos y el Málaga, «cada uno tiene que ir a lo suyo. Todos queremos ganar. Yo no he regalado nada en mi vida ni lo pienso regalar. Evidentemente iremos a ganar, pero no a Iván, a cualquier equipo. Pero enfrentarte a tu hijo genera una semana difícil, diferente. En casa, se puede imaginar, la familia normalmente está más con el hijo que con el padre. Pero bueno, no importa. En cualquier caso es bonito llegar a esta situación”.

Y el domingo en El Plantío un nuevo capítulo.