El técnico del Hereda San Pablo considera que el equipo supo competir ante el Barcelona pero no sirve de consuelo ante una nueva derrota.

Félix Alonso, actual responsable técnico del San Pablo Burgos junto a Fran Hernández, valoraba al término del partido frente al Barcelona las sensaciones del equipo castellano, en un momento muy complicado por su clasificación: » En primer lugar me gustaría dar las gracias a la afición porque creo que han estado increíbles, sin ellos hubiera sido imposible volver al partido después del menos catorce que llevábamos en el marcador, nos han llevado en volandas y le necesitamos constantemente para conseguir volver a ganar partidos».

Alonso califica el partido como: «Muy duro y muy trabado, muy complicado para nosotros, nos ha costado mucho encontrar buenos tiros y jugar con fluidez, ellos han mostrado un gran tono físico, lo que más me ha gustado es como hemos sabido agarrarnos al partido en todo momento, a pesar de las dificultades, y creo que el punto de inflexión en el momento en que con un menos catorce hemos sido capaces de volver y ponernos a uno y a partir de ahí los dos triples que nos mete Sanli nos hacen mucho daño y prácticamente se nos acaba la gasolina para competir hasta el final».

El técnico asegura que no le consuela que el equipo haya competido ante un gran rival, ya que el partido acabó en derrota: «No me consuela, porque es una derrota más, es verdad que jugamos ante un gran equipo, pero preparamos cada partido con la intención de ganarlo y ese es el consuelo de los perdedores, al final es otra derrota más y no sumamos, lo que hayamos hecho no sirve para nada, aunque es evidente que hay cosas positivas a las que nos podemos agarrar, que supimos engancharnos al partido tras ir perdiendo de 14 puntos y el gran apoyo del público, es sin duda una buena línea que nos puede ayudar a seguir creciendo, restañar nuestras heridas e intentar sacar el próximo partido adelante, pero tenemos que trabajar mucho».

Ahora la competición para por las competiciones de las selecciones de países, un parón que el cuerpo técnico del San Pablo no tiene claro si será positivo o no: «Lo veremos cunado juguemos el próximo partido ante Gran Canaria, porque nosotros tenemos varios jugadores que compiten con sus selecciones, que tendrán viajes largos por delante y podrán entrenar poco con el grupo, lo que debemos hacer es preparar bien el siguiente partido en cuanto que vuelvan».