(Fotografías: LaLiga SmartBank)

Pues me temo que en esta jornada me voy a llevar alguno de esos “zascas” modernos. Probablemente, hasta me lo merezca, de manera que buscaré la forma de afrontarlos con la mayor dignidad posible y, eso sí, con la humildad que requiere.

Se fue el trío arbitral del Plantío acompañado de una sonora pita. Pita que provocó el malestar que los aficionados acumularon durante el partido disputado. Pues de entrada, quiero decir que a mí, personalmente, y muy en contra de lo que un buen número de aficionados me ha trasmitido, me pareció una actuación más que aceptable. Esta temporada las hemos tenido mucho, pero mucho… peores.

Cierto es que la jugada del gol oscense viene precedida de una posible falta a Miki que a mí sí me lo parece y que el árbitro se traga. No menos cierto es que hay tres jugadas conflictivas dentro del área del Huesca que se reclamaron como penalti. De las tres, sólo el empujón sobre Juanma pudo parecerme algo punible, o mejor, algo castigable atendiendo a la mayoría de las decisiones tomadas esta temporada y otras por los colegiados.

Sobre el empujón, solo deciros que el defensa entra con el cuerpo y veo más una carga que ese empujón, pero también reconozco que tuve dudas sobre ella. De las otras, pues probablemente, si se pitaran, se acabarían con muchas cosas del fútbol, pero cierto es que la mayoría, cuando son dentro del área, se suelen dejar pasar.

Y creo que me queda la última de comentar que posiblemente sea la más puntiaguda. Que Guillermo está en posición adelantada, creo que no se puede discutir. El tema está en saber si su posición es merecedora del castigo o no. Y, claro, aquí entra la labor inestimable de cuatro o cinco cabezas pensantes que se están luciendo con las decisiones con respecto a buscar el aclaramiento de sobre si es mano, fuera de juego o qué. Hay que reconocerles que unificación de criterios sí han conseguido. Ahora ya nadie sabe lo que es fuera de juego, es mano, es agresión, es falta, es tarjeta,… Vamos que si han querido facilitar la labor de los árbitros, lo han “sembrao”. Y además, lejos de conseguir que la mujer del César además de serlo, nos lo parezca, nos tiene más cerca de pensar que lo que se está tramitando es su divorcio. Vamos, que si alguien tenía la sensación de manipulación, puede seguir con las mismas sensaciones o ampliadas, eso sí, con un mareo total sobre las normas.

Pero volviendo a la jugada, la clave está en la actitud del defensor. Cuentan que si el defensor no hace por jugar el balón, aunque intervenga rozándolo o desviándolo, esto no corta la posición de fuera de juego. A esto, tenemos que añadir que yo vi tres tomas diferentes en las que, en una me parece que el balón lo toca el defensor, en otra, que lo toca Guillermo y, en otra, no se quién lo toca… Dicho todo esto, puedo entender que el árbitro a instancias del VAR no diera como válido el gol por fuera de juego.

Ahora bien, siendo sincero, tampoco entiendo toda la literalidad para explicar o querer explicar cuando es y cuando no es fuera de juego. Era más fácil antes. Si el árbitro interpretaba que intervenía o no.

Sé que no os voy a convencer, porque ni yo mismo creo estar convencido, pero sí creo que el árbitro actuó conforme a las normas actuales y por eso defiendo que el árbitro estuvo bien.

Ya podéis empezar a cargar contra mí… Lo tengo asumido.

Y en lo más importante, pues parece que llegó un Burgos que gusta más. Alguien me dijo, parafraseando una idea propia, éste sí que nos divierte. Es verdad, incluso en los momentos menos buenos, el equipo estuvo bien, sin perder el norte defensivo y ganando muchos enteros en ataque.

Gustó muchísimo, y no me extraña, Pablo Valcarce. Fue una apisonadora con los rivales y sobre todo se permitió marcar un gol de esos de bandera que si los marca un Messi o Ronaldo estaríamos hablando de él en telediarios, congresos de diputados, senadores, colegios, etc, etc, etc…

Y ¿Miki Muñoz?… Pues no os habéis olvidado de él, aunque reconozco que pensé que iba a ser mucho más. En efecto, fue un baluarte sobre el campo y permitió la circulación del balón, transiciones y muchas cosas que mejoraron la prestancia del equipo.

Y ¿Calero?… Pues no se contestar a la pregunta que si tiene una flor donde la espalda pierde su casto nombre. Pero creo que es un entrenador que sabe manejar el grupo, que respeta a sus jugadores y ellos le respetan a él y que sabe convencer para que todos estén a una por la labor. Ha cometido errores, sí… Y volverá a cometerlos y cargaremos contra él… Cierto. Pero hoy estoy con quienes me decís que es una pieza fundamental en el equipo.

Las notas del partido

El mejor: Marcó un gol clave que supuso el empate, con ayuda o sin ayuda del portero. Peleó en defensa, y fue un calvario para los contrarios. Lo remató con uno de los mejores goles que hemos visto en la temporada. Culminó un gran partido. Pablo Valcarce. (Sobresaliente)

Alfonso Herrero: Cometió algún error en el juego aéreo aunque lo equilibró con otra de sus paradas salvadoras en la primera parte. Luego estuvo seguro. (Bien)

Raúl Navarro: Tuvo la titularidad ocupando la plaza de lateral derecho. Cumplió e incluso se le vio más que en anteriores partidos. Pasó al centro del campo en la segunda parte y también cumplió. (Bien)

Juanma García: Su movilidad, sus prestaciones, su entrega, su implicación le dan la condición de imprescindible. Además, es un problema para los rivales. (Notable)

Guillermo Fernández: Repitió titularidad. En esta ocasión no marcó, pero estuvo a mucha altura. Peleó todos los balones, tuvo mucha movilidad en la parte de arriba y eso provocó errores y problemas en la zaga rival. (Bien)

Roberto Alarcón: Fue una de las sorpresas. Además en una posición extraña. Y brilló, sobre todo en la primera parte. Cuando un jugador se ve en éstas con no desentonar ya es buena noticia y si además brillas, entonces es para pensar en un futuro. Además de trabajar mucho, dio la asistencia del gol del empate con un gran centro. (Notable)

Miguel Rubio: Se convierte en una noticia positiva. Con la defensa de cinco está más cómodo y comete menos errores. Además es un baluarte en el juego aéreo. (Bien)

Unai Elguezabal: Se mantuvo en el centro del campo con un carácter más defensivo. Y se le ve más cómodo y rentable. Repitió nivel que el partido de Oviedo e incluso más enchufado. (Notable)

Aitor Córdoba: Muy sobrio y seguro. No cometió errores y eso habla bien del trabajo de un central. Además compensó bien las ausencias del lateral. (Bien)

Grego Sierra: No se esperaba su concurso al estar saliendo de una lesión. Sin embargo, la tenía olvidada. Bien en defensa, sin fisuras, colaboró en el juego de ataque. Buena prestación. (Bien)

Miki Muñoz: Merecedor de ocupar el puesto de mejor jugador. Fue el timón del equipo. Le hizo circular, controló, mandó y estuvo a muy buena altura. Además no tuvo el bajón de juego que ha mostrado en anteriores partidos. Estuvo presente en las jugadas de dos de los tres goles. (Sobresaliente)

Álvaro Rodríguez: Salió en la segunda parte. Estuvo participativo, con ganas y obtuvo su recompensa, marcó el tercero. Entre tú y yo y sin que él nos oiga, es un jugador de nivel. (Notable)

Andy Rodríguez: Salió a falta de 16 minutos para el final. Es un jugador frío, más de cabeza que de corazón y eso le impide sobresalir en determinadas situaciones. El partido frente al Huesca fue una de ellas. No desentonó. (Suficiente)

Claudio Medina: Salir desde el banquillo y repetir lo de Oviedo era complicado. Pero mantuvo el nivel de juego. Ganó en la referencia y dio oxígeno a su equipo. (Bien)

Saúl Berjón: Salió frío y muy parado. El Burgos depende de él, de su juego, de su saber hacer y estar. Y le necesita, tanto si sale de titular o de suplente. Es imprescindible. (Insuficiente)

José Matos: Esta en un momento dulce, incluso saliendo desde el banquillo. Colaboró en ataque y tuvo alguna intervención defensiva muy importante. Tiene lo que tiene que tener y además con colación correcta. (Notable)

Julián Calero: Otro de los señalados del partido y para bien. Mantuvo el esquema de juego pero nos sorprendió con la salida de Grego Sierra (estaba en dudas por la lesión), de Roberto Alarcón, de Raúl Navarro y de Miki. Y acertó. El equipo no se resintió en los cambios y alguno no solo mantuvo el nivel sino que mejoró. Movió bien el banquillo y los cambios mantuvieron el nivel del equipo. Lo de los contragolpes es de libro y tiene buena pinta de estar trabajado. Gran trabajo. (Sobresaliente)