Los burgaleses doblegan a Morabanc Andorra en un encuentro en el que llegaron a dominar por 30 puntos.

El Hereda San Pablo se reencuentra con su público de la mejor forma posible. Con el aforo al 80%, el Coliseum ya se puede decir que fue el de siempre y casi 7.800 espectadores disfrutaron de la primera victoria como local de esta temporada, y la inmensa mayoría de ellos se desquitaron de mal sabor de boca que dejó la dura derrota ante Río Breogán. En una noche en la que Renfroe se llevó la ovación tras su regreso, este correspondió al respetable siendo el mejor de su equipo. Buen encuentro de los de Tabak, que llegaron a tener una ventaja de 30 puntos y que si bien en el tramo final del encuentro se vieron superados por el cuadro rival, no sufrieron apuro alguno y se permitieron dosificar algunos esfuerzos. Buen partido en anotación de McGee y Dani Díez (14 y 13 puntos respectivamente), así como se van viendo pinceladas de un Marc García que hoy disfrutó de varios minutos en pista. Renfroe fue el mejor de los locales, con 13 puntos y 22 de valoración, supliendo en gran manera el partido de Nikolic, que hoy junto con Kravic fueron lo más discreto del cuadro azulón. Por parte de los de Ibon Navarro, destacaron Arteaga y Hannah, con 16 puntos cada uno , si bien en el segundo destacaron los 22 puntos de valoración.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Comenzaron fríos los dos equipos tras el parón por la incidencia con los marcadores, con errores en ataque en ambos quintetos durante más de dos minutos donde no se movió el marcador. Tras un triple de Rabaseda, los andorranos tomaban la delantera mientras que los locales cometían cuatro faltas en apenas un suspiro (3-4). Sin embargo, se veía mucho mejor a los de Tabak en pista, dominando el rebote, y la intensidad defensiva junto al acierto desde la línea de tres permitía a los locales lograr un parcial de 12-0 para despegarse en el marcador (15-4). Ibon Navarro buscaba meter a los suyos en el partido, pero el acierto de Sergi García encontraba respuesta desde el juego exterior de un cuadro azulón que, bajo la batuta de un gran Renfroe, llegaba a tener 14 puntos de ventaja (25-11) y que cerraba el parcial una renta de once tras un triple de Miller (25-14).

Con la misma dinámica daba comienzo el segundo cuarto, pues los burgaleses, con jugadas que lograban anotar y forzar la personal y enchufados desde el triple, dejaban la ventaja en veinte puntos tras un dos más uno de McGee (36-16). Hannah era el único con ideas en el ataque andorrano, pues nueve puntos suyos y uno de Paulí permitían recortar la desventaja hasta los 14 puntos (40-26), pero era puro espejismo para los de Ibon Navarro, pues veían como los de Tabak se despegaban de nuevo con un parcial de 9-0 para llegar al descanso con 23 puntos de ventaja (49-26), liderados por un Renfroe que con 7 puntos en el tramo final del cuarto demostraba los porqués de la importancia de su regreso.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

No aflojaban los locales tras el descanso, pues el acierto de McGee en el tiro y el buen hacer de Renfroe y Marc García contribuían a que los de Tabak se fueran hasta los 30 puntos de ventaja, mientras que en los andorranos solamente Arteaga en el poste bajo era el único que lograba anotar puntos para los suyos (62-32). La vuelta a pista de Hannah y el acierto de Arteaga era lo destacable en los hoy de amarillo, mientras que en los burgaleses era Benite, estrenando su casillero, quien llevaba el  peso anotador con 6 puntos para mantener el marcador en los treinta puntos de ventaja (68-38). En los últimos minutos del cuarto, mientras los locales solo lograban anotar dos tiros libres, tres puntos de Morgan y dos triples de Jelinek permitían recortar la desventaja de los suyos hasta los mismos 23 puntos con los que se iniciaba el parcial (70-47).

Cinco puntos de Hannah y seis de Miller-Mcintyre en los cinco primeros minutos del último parcial permitía a Morabanc acercarse el marcador mientras los locales eran incapaces de anotar y daban algunas muestras de nerviosismo, pues rápidamente además se cargaban de faltas (70-58). Benite lograba devolver la anotación en ataque, pero mientras Rabaseda era eliminado por personales, tanto Kravic como Miller-Mcintyre fallaban por partida doble desde el tiro libre para dar aún más emoción al encuentro. Se acercaban los de Ibon Navarro hasta los nueve puntos tras un triple de Paulí (74-65), pero un tiro libre de McGee y una canasta de Dani Díez llevaban a los de Tabak a llegar al último minuto con 12 puntos de renta (77-65). No sufrieron contratiempo alguno los locales, que cerraron el partido con once puntos de ventaja (81-70).

Con esta victoria, suman dos los locales en la clasificación para quedarse en la zona intermedia de la tabla. Esta semana, doble compromiso, este lunes la vuelta de la Basketball Champions League ante el Besiktas, y el próximo fin de semana rendirán visita al Urbas Fuenlabrada.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

FICHA TÉCNICA

HEREDA SAN PABLO BURGOS 80 – 71 MORABANC ANDORRA

Parciales: 25-14 / 24-12 / 21-21 / 11-23

Hereda San Pablo Burgos: D. Kravic (2), K. Queeley (-), A. Nikolic (3), M. Salash (0), V. Benite (10), D. Díez (13), S. Braimoh (8), X. Rabaseda (3), T. McGee (14), M. García (9), A. Renfroe (13) y S. Zack (6). Entrenador: Zan Tabak

Morabanc Andorra: C. Miller-Mcintyre (13), O. Paulí (4), B. Olumuyiwa (2), C. Hannah (16), A. Noua (2), M. Nakic (0), S. García (5), M. Diagne (1), D. Crawford (2), D. Jelinek (6), C. Morgan (3) y V. Arteaga (16). Entrenador: Ibon Navarro.

Árbitros: Fernández, Conde y Olivares.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Endesa, disputado en el Coliseum ante 7.793 espectadores. El partido comenzó con más de media hora de retraso debido a un problema con los marcadores.