62-87. Mucho que mejorar

6

Los burgaleses sucumben en un mal partido ante un Río Breogán que sigue de dulce en su vuelta a la ACB

Vuelven a aparecer los nubarrones en el cielo del Hereda San Pablo Burgos. Tras el buen partido ante el Real Madrid a pesar de la derrota, hoy volvieron los fantasmas de la pretemporada y se volvió a ver un equipo con muchos peros, muy errático en ataque ante un rival que, si bien ya había demostrado sus cualidades ante Lenovo Tenerife, hoy demostró en el Coliseum que no se trata de un convidado de piedra en su regreso a la máxima categoría.

Mal el cuadro de un Zan Tabak que vivió el partido muy nervioso desde el banquillo, corrigiendo constantemente a los suyos y mostrándose en muchas ocasiones muy explícito en su descontento con la actuación de su equipo. Se vieron destellos de calidad de Nikolic y una notable mejoría de Zack, el mejor de los burgaleses con 9 puntos y 17 de valoración, pero sin embargo se espera mucho más de los, Braimoh, y sobre todo, de un McGee al que apenas se le vio en el partido.

Por otra parte, Benite y Kravic fueron los máximos anotadores del cuadro local con 16 puntos cada uno. Por parte de Río Breogán, partido muy completo de los de Paco Olmos, donde destacó Bell-Haynes, el mejor del partido con 20 puntos y 22 de valoración, aunque también reseñable la aportación de Lukovic y Mahalbasic.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

EL PARTIDO

Entraron mejor en el partido los visitantes, dominando el poste bajo y logrando así la primera ventaja del encuentro (0-4). La dupla Kravic y Nikolic respondía con un parcial de 8-0, si bien los lucenses seguían mejor en el encuentro y bajo la batuta de Bell-Haynes lograban de nuevo tomar la delantera en el encuentro (10-13). Río Breogán buscaba en exceso el juego exterior, lo que daba algo de aire a los burgaleses, a los que sin embargo les costaba encontrar situaciones cómodas de tiro, y sus errores defensivos en la pintura permitían a los de Paco Olmos cerrar el parcial con cinco puntos de ventaja (14-19).

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Una canasta de Zack y un triple de Benite devolvían las tablas al electrónico en el arranque del segundo cuarto (19-19), aunque los dos equipos se mostraban muy imprecisos en ataque, abusando en exceso del juego exterior, lo que unido al nulo rebote ofensivo de ambos quintetos provocaba que el marcador se quedara prácticamente inalterable al ecuador del cuarto (19-22). Breogán volvía a ampliar la renta gracias a los regalos en defensa de un cuadro local que se quedaba seis puntos abajo (25-31). Aparecía en este punto del encuentro un toma y daca desde la línea de 6,75, con dos triples seguidos de cada equipo para llegar al último minuto del cuarto con la misma diferencia, donde dos tiros libres de Benite dejaban a los de Zan Tabak con cuatro puntos de desventaja al llegar al descanso (33-37).

No mejoraban las cosas para los locales tras el descanso, que veían como de nuevo Breogán ampliaba la ventaja (35-41). Benite cogía galones en ataque para poner a los suyos a dos puntos (39-41), pero era un espejismo, pues a pesar del buen hacer de Nikolic el tremendo acierto en ataque de Bell-Haynes dejaba a los suyos con ocho puntos de ventaja con menos de la mitad de parcial por delante (41-49). Zack era el único con lucidez en ataque de un cuadro burgalés que sufría la anotación de Musa y Quintela y que cerraba el cuarto a nueve puntos del cuadro lucense (46-55).

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Los de Paco Olmos vieron las debilidades del rival y salieron a pista con el cuchillo entre los dientes para cerrar el partido cuanto antes. Un parcial de 0-13 en apenas dos minutos terminó de descentrar a los burgaleses que se vieron ya fuera del partido (46-68). El único que parecía seguir en el partido era Zack, pero de nada servía, pues el acierto de Breogán desde el triple dejaba la ventaja visitante en 28 puntos (52-80). Kravic anotaba seis puntos en los instantes finales de un partido que terminaba con la desventaja para los de Zan Tabak por 25 puntos (62-87).

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Con esta derrota, los burgaleses siguen sin estrenar el casillero de victorias. Poco tiempo para pensar en el partido de hoy, pues este sábado afrontan un nuevo compromiso liguero, esta vez ante un Casademont Zaragoza que hoy solventó con holgura su partido en Bilbao (76-100).

HEREDA SAN PABLO BURGOS 62 – 87 RIO BREOGAN

Parciales: 14-19 / 19-18 / 13-18 / 16-32

Hereda San Pablo Burgos: D. Kravic (16), K. Queeley (-), Kullamae (0), A. Nikolic (8), M. Salash (0), V. Benite (16), D. Díez (0), S. Braimoh (9), X. Rabaseda (2), T. McGee (2), M. García (-), y S. Zack (9). Entrenador: Zan Tabak

Río Breogán: T. Bell-Haynes (20), M. Kacinas (3), T. Kalinoski (12), D. Musa (7), M. Lukovic (12), J. Sakho (4), K. Larsen (-), E. Quintela (10), R. Mahalbasic (8), I. Cruz (4), S. Quintela (7) u A. Sollazzo (-). Entrenador: Paco Olmos

Árbitros: Sánchez, Cortés y Padrós.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la Liga Endesa, disputado en el Coliseum.