Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: CD Mirandés)

Tras un arranque prometedor, el Mirandés ha recibido siete goles en las tres últimas jornadas. Un promedio difícil de sobrellevar en una categoría tan exigente como Segunda. Los pupilos de Lolo Escobar se conjuran para tratar de revertir la situación después de caer ante el Alcorcón en Anduva.

“Hay que corregir errores y reforzar lo que hacemos bien. El míster ha incidido en que no se repitan los mismos fallos. Estamos trabajando para conocernos mejor. No es un mal inicio, pero de momento hay que ir partido a partido”, apunta Oriol Rey.

El equipo rojillo ha mostrado hechuras en la parcela ofensiva, pero también ha sufrido en tareas defensivas: “Debemos mejorar todos juntos porque así tendremos más porterías a cero. Contra Las Palmas tuvimos pocas pérdidas de balón y eso se nota. Hay que defender mejor y más organizados. Cuando nos conozcamos más todos los jugadores, saldrán mejor las cosas”.

El centrocampista catalán ha disputado los cinco partidos disputados hasta la fecha como titular. Y a buen seguro que también saltará de inicio ante el Tenerife debido a la baja por sanción de Meseguer: “La baja de Víctor es importante, pero el míster sacará el mejor once posible. Yo intento hacer lo mejor para el equipo y seguir mejorando individualmente”.

Al Mirandés se le atragantan sus visitas al Rodríguez López en la categoría de Plata. Sin embargo, las estadísticas están para romperlas cuando son negativas. “Nosotros vamos cada partido a ganar y sacar los tres puntos. Ellos están en buena dinámica. Tienen un buen grupo, pero tenemos que pensar en nosotros mismos más que en el rival”, apunta.

Hotel Ciudad de Burgos.