El equipo blanquiazul no pudo superar al Ávila en el Montecillo en un partido en el que tuvo claras ocasiones de gol.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

La Arandina sumó su primer punto de la temporada ante el Real Ávila en un partido en el que el conjunto burgalés estuvo mejor en la primera parte y fue bajando su ritmo de partido a medida que pasaban los minutos. Pese a no lograr la victoria las sensaciones del equipo de la Ribera fueron buenas de cara a lograr sumar puntos en los próximos partidos y mejorar en la clasificación.

 La Arandina tuvo sus dos primeras ocasiones de gol por medio a Ayoub en la primera parte, pero el guardameta del Real Ávila impidió el gol con dos buenas intervenciones.

También el conjunto abulense creó peligro en el primer acto, sobre todo en el lanzamiento de esquina, que pusieron el miedo en el cuerpo al conjunto local.

Tras el descanso el partido cambió de protagonismo y la Arandina pagó el esfuerzo del primer tiempo, dejando el control del partido al conjunto abulense que puso en peligro la portería local con dos lanzamientos que pudieron inaugurar el marcador.

A medida avanzaba el partido los dos equipos fueron conscientes de que el primero que lograra marcar se llevaría el partido. El planteamiento fue haciéndose más conservador, buscando el gol pero sin arriesgar, en un partido intenso, pero plano en cuanto a fútbol, con muchos nervios y jugando sobre todo a no perder.

En los últimos minutos el partido se volvió loco, de ida y vuelta, con ocasiones para ambos. Primero el Real Ávila pudo sentenciar el partido en una gran jugada de Rengel que no acabó en gol gracias a la gran intervención de Paisa. Y luego, gran ocasión final de la Arandina para llevarse el partido en el tiempo de prolongación, pero el disparo de Pedro se marchó alto.

Al final, empate sin goles y primer punto que suman los burgaleses que jugarán su próximo compromiso ante el Guijuelo, uno de los equipos favoritos a estar en los primeros puestos.