(Fotografía: Balonmano Burgos)

El cuadro cidiano afronta una nueva salida en su preparación de pretemporada para visitar a un clásico de la División de Honor Plata, ante el que se medirá también en la primera fase de liga

Nuevo ensayo del UBU San Pablo Burgos de cara al inicio de temporada 2021/22, esta vez frente al Balonmano Alcobendas, este viernes 10, a las 20:00 horas en el Pabellón de los Sueños. Los de Nacho González seguirán ajustando piezas y cogiendo ritmo ante un rival conocido, contra el que los cidianos se enfrentaron en el último encuentro de la temporada pasada y contra el que se medirán en el Grupo A de la División de Honor Plata.

Una nueva oportunidad para dar un salto en la preparación del conjunto rojinegro, que, a pesar del resultado, ya dio muestras de solidez en el duelo del pasado sábado ante el Balonmano Zamora (31-30). Enfrente tendrán a un clásico de la categoría que mantiene casi íntegro el bloque del año pasado. Los madrileños cuentan con hombres experimentados como Alfonso de la Rubia y un bloque que acumula muchos años funcionando unido. De este modo, el conjunto del norte de Madrid medirá el ensamblaje de los rojinegros como equipo, a falta de dos semanas del inicio de la liga.

Así lo piensa uno de los nuevos fichajes rojinegros, Roberto Pérez. El vallisoletano considera que «el partido del viernes es un partido de pretemporada más, pero con algo más de emoción» porque «cada vez está más próxima la liga». La cuenta atrás para el inicio del campeonato obliga al bloque cidiano a apurar en la búsqueda de su estilo y en la corrección de errores. «Cada vez tenemos que pulir más los detalles y tenemos que cuadrarnos más con nuestros compañeros», advierte Pérez. Y, por supuesto, que este acoplamiento «se vaya notando», remarca

Por su parte, el pivote andaluz Diego Vera incide en la importancia de la preparación que están llevando a cabo. «La pretemporada está siendo bastante dura», asegura. «Para mí, que vengo de una categoría más baja, este es un salto de nivel bastante grande», añade. Una intensidad que Vera considera necesaria: «Estamos trabajando duro y estamos trabajando bien para conseguir el objetivo principal». En este camino, las sensaciones están siendo positivas para el granadino, quien afirma que el equipo se está «ajustando cada vez mejor» y ya van «saliendo cositas» aunque en los partidos «no se haya reflejado al 100 por 100».