(Fotografía: SPB/Borja B. Hojas)

El alero del Hereda San Pablo Burgos, Xavi Rabaseda, ha comparecido en la previa del último amistoso de la pretemporada

El Hereda San Pablo Burgos encara mañana su última cita de la pretemporada. Los de Žan Tabak visitarán a Casademont Zaragoza, este viernes, a partir de las 21:00 horas, en el Pabellón Príncipe Felipe. En la previa de este choque, el sexto de la preparación castellana para el nuevo curso, ha atendido a los medios de comunicación el alero Xavi Rabaseda.

El equipo alcanza este final de enfrentamientos de pretemporada tras haber caído ante el FC Porto en casa. “Es cierto que ayer no salieron las cosas. En la segunda mitad, no estuvimos lo bien que nos hubiese gustado”, ha reconocido Xavi Rabaseda, que ha apuntado: “Mejor que pasen estas cosas ahora”. Los tropiezos les servirán a los castellanos para seguir progresando: “Cuando el equipo se encuentre con problemas, hay que trabajar más y mejor para superarlos”.

Los burgaleses están todavía en el proceso de formación de un equipo con varias caras nuevas, por lo que el alero del Hereda San Pablo Burgos ha asegurado que deberán tener “paciencia” con un grupo que “está trabajando bien”. El catalán ha explicado: “Žan (Tabak) está intentando inculcarnos su método de trabajo y de juego. Poco a poco vamos adaptándonos a ello. Creo que el equipo está mejorando día a día”.

Después de un año plagado de éxitos, el nivel de expectación sobre el cuadro castellano es grande, una situación sobre la que el jugador ha comentado: “Venimos de hacer el mejor año de la historia del club y a lo mejor el nivel está muy alto”. No obstante, Rabaseda ha destacado: “Queremos ser ambiciosos y jugar para ganar igual que hicimos el año pasado”, y ha añadido: “Tenemos una conjunción de retos personales que, junto a los del equipo, pueden ir muy bien para seguir aspirando a lo máximo y tener esa ambición de querer ganar, aunque sabemos que es muy difícil”.

Para ello, será necesario “ser conscientes de dónde venimos y de que lo que hemos conseguido está muy bien”, ha afirmado el alero, que igualmente ha señalado: “Va a ser muy difícil repetirlo, pero ojalá se repita. Vamos a luchar por ello”.

De cara a asumir y pelear por ese gran reto de rendir al máximo nivel, los castellanos esperan poder contar con el apoyo de su masa social desde la grada. “Espero que podamos jugar delante de la afición. Ayer estuvo muy bien poder tener su aliento y su apoyo. Ojalá poco a poco volvamos a coger esa sintonía equipo-afición, que el año pasado se perdió, lamentablemente”, ha recalcado Rabaseda.

Sin embargo, antes de llegar al inicio de Liga Endesa que traerá los primeros duelos oficiales al Coliseum, el Hereda San Pablo Burgos deberá afrontar su último compromiso de la pretemporada, visitando a Casademont Zaragoza. “Es un equipo que se ha reforzado muy bien otra vez”, ha valorado el catalán, que ha hablado de nombres de la plantilla aragonesa como Stan Okoye, Tryggvi Hlinason, Hans Vanwijn, el ex de los burgaleses, Omar Cook, o el fichaje anunciado este jueves de Adam Waczynski.

Con una cierta similitud al burgalés, el conjunto zaragozano se trata de “un equipo muy nuevo con entrenador nuevo”, por la llegada de Jaume Ponsarnau a la dirección del banquillo. “Hay que prepararlo bien e intentar ganar”, ha subrayado Xavi Rabaseda, que espera que este nuevo test sirva para “ponernos a prueba y empezar lo mejor posible la Liga Endesa”.

El encuentro entre Casademont Zaragoza y el Hereda San Pablo Burgos se celebrará a partir de las 21:00 horas de este viernes en el Pabellón Príncipe Felipe de la ciudad aragonesa con presencia de público en la grada.