(Fotografía: Alfonso G. Mardones)

El delantero del Mirandés se estrenó por la puerta grande con la camiseta rojilla. Ayudó en defensa e hizo lo que mejor sabe: anotar dos goles

Su estreno con la camiseta mirandesista fue incluso mejor de lo que se podía esperar e imaginar en palabras del propio jugador. El delantero Sergio Camello fue titular ante Las Palmas y, en su primer contacto con el cuero, logró perforar la portería canaria. “Puedes soñar con meter un gol en el debut pero cuando marcas dos, no se puede explicar. Estoy muy feliz, pero con los pies en el suelo. Ahora toca seguir. Tuve buenas sensaciones durante la semana. Mis dudas de saltar de inicio al campo siempre estaban ahí porque había llegado nuevo poco días antes”, destaca.

El futbolista madrileño aprovechó las medidas asistencias de Hassan e Íñigo Vicente para inaugurar su casillero de goles: “En el primero, no me podía creer que entrase el balón. Ha sido una gran jugada de Hassan que ha hecho un partidazo. Una de mis características es tener pausa en el área para no precipitarme como ocurrió en el segundo. También estoy muy contento por Roro. Es compañero y amigo desde hace mucho y me alegro por su gol”.

Ha quedado demostrado que el Mirandés tiene fondo de armario esta temporada tras un prometedor arranque de temporada. Salte quien salte al césped responde a la perfección. “Esperemos seguir creciendo. Fútbol hay de sobra. Nos queda adaptarnos un poco y conocernos mejor. La gente que salga desde el banquillo va a salir e igualar el nivel. Tenemos un equipo muy completo. A nivel ofensivo somos un cañón. Queremos ir sumando de tres en tres”, subraya.