(Fotografía: JARCHA)

El Burgos Club de Fútbol lleva todo el miércoles trabajando sobre la posibilidad de poder acoger más aforo en el derbi de este domingo ante el Real Valladolid. La entidad blanquinegra ha elaborado un plan que le permitiría acoger un porcentaje mayor de público que el 40% establecido en las primeras jornadas de LaLiga SmartBank.

En la reunión del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, celebrada esta tarde, Sanidad y las comunidades autónomas han acordado aumentar el nivel máximo de aforo en los estadios de fútbol hasta el 60%.

Por otra parte, también han pactado ampliar al 40% el porcentaje en recintos cerrados (hasta ahora, situado en el 30%), lo que afectaría, por ejemplo, al número de espectadores que podrían acceder a ver al Hereda San Pablo Burgos en el Coliseum durante la Liga Endesa.

No obstante, a pesar de la posibilidad que se abre tras este acuerdo, todavía queda en manos de los gobiernos regionales la capacidad de acordar un porcentaje menor en función de cómo se encuentre la situación epidemiológica en cada territorio.

Cómo afectaría el aumento del porcentaje para el Burgos CF

Para alcanzar ese 60%, el Burgos CF cerraría temporalmente la venta de entradas para el derbi castellano para poder reajustar las butacas bloqueadas en todos los sectores y así ampliar el número de abonados que podrán acceder a esas localidades de cara a este domingo.

El club burgalesista también ha informado que, de poder producirse este reajuste, los abonados que ya disponen de su entrada reservada tendrán que reubicarse en localidades anexas a las que reflejan sus entradas. El personal de seguridad y los voluntarios ayudarán a realizar estas reubicaciones en el acceso al estadio.

Los porcentajes se revisarán a finales de septiembre

Los porcentajes acordados tras la reunión interterritorial de este miércoles volverán a ser revisados cuando finalice el mes de septiembre, después de valorar cuál es la evolución de la pandemia durante estas semanas. Tras realizar ese análisis, podrá reducirse o ampliarse el número máximo de espectadores que accederá a los estadios de fútbol y a los pabellones de baloncesto.