La falta de ritmo de competición en la carrera más rápida de la historia de las olimpiadas impide al mediofondista burgalés clasificarse para la final de los 1500 metros lisos.

Jesús Gómez ha participado esta mañana en la semifinal de la prueba de los 1500 metros lisos en las olimpiadas de Tokio 2020, con un objetivo era claro, clasificarse para la final olímpica, y el burgalés ha hecho todo lo que estaba en sus manos para conseguirlo. Ha comenzado la carrera colocado en las primeras posiciones, expectante de lo que pudiera suceder, para evitar problemas como los sucedidos en la ronda clasificatoria, dos atletas se cayeron justo delante suyo, pero a falta de 600 metros cuando el australiano Stewart Mcsweyn realizó un duro cambio de ritmo el burgalés no pudo seguirlo, quedándose descolgado del grupo cabecero en la entrada de la última vuelta, para acabar en solitario en la 12ª posición con un tiempo de  3:44.46.

El que sí que siguió con el grupo cabecero fue su compatriota Adel mechal que terminó finalmente 4º con un tiempo de 3:32.19, solo superado por el Keniano ( que realizó con esta actuación récord olímpico) Abel Kipsang (3:31.65), el noruego Jakob Ingebrigtsen (3:32.13) y el alemán Josh Kerr (3:32.18).

La falta de ritmo de competición de Jesús, debido a la lesión en el sóleo, le ha imposibilitado realizar varios entrenamientos y competiciones en los meses anteriores, lo que hubiera sido crucial para seguir en el grupo cabecero en los últimos metros.

El burgalés que “quería salir adelante para evitar posibles golpes” acepta que los rivales “han sido mejores que yo” que “las piernas no le han funcionado” y que se encuentra “súper contento de poder haber corrido” y contento por sus compañeros en la final, una lástima que él no esté en ella, aunque no lo haya merecido, aunque se lamenta de que “Si que pensaba que me iba a encontrar mejor, ya que en el calentamiento he tenido muy buenas sensaciones” aunque no pueda quejarse ya que “la carrera ha sido muy limpia”.

Jesús finaliza con esta carrera su primera participación olímpica en la que ha finalizado en la vigésimo tercera posición, y ya pone la mira en París 2024.

Dos españoles a la final

Pese a que Jesús no haya podido clasificarse, la buena noticia para el atletismo español es que sus dos compañeros de la selección sí que lo han conseguido, y formarán parte de los 12 atletas que tomarán la salida el sábado en la gran final olímpica, Ignacio Fontes (3:34.49) ha sido 5º en la primera semifinal y Adel Mechal (3:32.19) ha sido 4º en la segunda.