El palista burgalés sube al podio en la prueba de dobles masculino en un año histórico para el tenis de mesa español

La ciudad croata de Varazdin ha sido el escenario de los Campeonatos de Europa de Jóvenes 2021. A lo largo de los últimos siete días se ha disputado la competición U15, donde el jugador del Universidad de Burgos – TPF, Daniel Berzosa (ESP) ha logrado una extraordinaria medalla de bronce junto a su compañero de dobles, el alemán Lleyton Ullman ( GER ).

Berzosa y Ullman comenzaron su andadura en la competición en la ronda de 1/16 de final, derrotando a los croatas Leon Benko e Ivan Hencl en un ajustado partido que se definió en cuatro sets ( 3/1 ). Teutón y español avanzaban en la competición, encontrándose en octavos de final a los turcos, Ugursan Dursun y Mustafa Nebhan, a los que vencieron con rotundidad en un claro 3/0.

De esta forma, se acercaban a las medallas, quedaba un paso, y ese era el temido partido de cuartos de final, donde esperaba una excelente dupla, los húngaros David Szantosi y Lei Balasz. La pareja magiar sorprendió, y realizó un excelente primer set, donde vencieron por 11/8. Tocaba sacar el mejor tenis de mesa, y así sucedió, Daniel y Lleyton comenzaron firmes el segundo set y poco a poco fueron obteniendo puntos de ventaja, hasta poner el definitivo 11/7 en el marcador final. Con empate a uno, el inicio del tercer set, de nuevo fue para los húngaros, que se pusieron con un 5-0 a su favor.

Sonaron las alarmas en el banquillo y un tiempo muerto pudo ser la clave del cambio. Tras ese minuto, los tantos fueron cayendo de lado del español y el alemán, hasta un apretado final, por 12/10, pero que daba un ligero respiro, después de un aciago comienzo. Este set hizo mucho daño a Szantosi y Balasz, que en el cuarto set, poco pudieron hacer con la zurda del burgalés Daniel Berzosa, que estuvo pletórico en su juego, con un fantástico juego de contraataque del diestro alemán, sin duda, una gran pareja.

Esta trabajada victoria dio el pase a una complicadísima semifinal ante, a priori, la pareja favorita del Europeo, Iulian Chirita y Dragos Bujor ( ROM ). Los rumanos se mostraron intratables de principio a fin y apenas dejaron atisbo para la esperanza a Ullman y Berzosa, que tras caer en el primer set, estuvieron cerca de poder llevarse el segundo, estaban 8-5 arriba, y quizás hubiera sido la opción de entrar en la disputa, pero un juego espectacular de Chirita, dejó un 11/8 que dejó muy tocados a sus rivales. El tercer set volvió a ser dominado por los rumanos que sellaron su pase a la final.

Brillante medalla de bronce del joven burgalés, que realizó también una gran prueba individual, siendo el mejor español clasificado hasta que de nuevo se cruzó con un jugador rumano. Daniel tuvo en 1/16 de final que derrotar al jugador noruego de origen asiático, Kai Noah Lam.

El rival en octavos era muy temido por el burgalés, ya que el francés Elian Zemmal, le había eliminado en la ronda de cuartos de final del Europeo alevín en 2018. Pero en esta ocasión, Daniel se mostró superior a su rival en su juego y eliminó al galo. Pero se cruzó en su camino de nuevo un jugador rumano, que han sido su verdugo en este Europeo.

El jugador de Bucarest, Hursut Horia, zurdo, con un juego muy incómodo, basado en un gran servicio y un extraordinario revés, aprovechó su oportunidad en cada uno de los sets, y a pesar de que Berzosa tuvo bola de victoria en los tres primeros juegos, pero ninguna cayó de su lado. En el cuarto, nuevamente 9-9 y opciones de entrar en el partido pero el rumano volvió a llevarse el gato al agua.

Tres históricas medallas logradas por la expedición española en este Europeo de Jóvenes, todas ellas de bronce: la cosechada la semana pasada por el equipo U19 masculino, y en la categoría U15, la barcelonesa Silvia Coll, junto a la irlandesa Sophie Early, también obtuvieron el bronce, al igual que lo hiciera Daniel Berzosa. Cinco años llevaba España sin lograr una medalla femenina, y nada menos que 16, sin hacerlo a nivel masculino en unos Campeonatos de Europa de Jóvenes.