El atleta burgalés buscará entrar en la final de las olimpiadas de Tokio 2020 en la prueba de los 3000 metros obstáculos, será uno de los primeros españoles en competir en la modalidad de atletismo y lo hará la noche del jueves al viernes a las 3:05 (Hora peninsular).

Dani se encuentra ante un escenario muy difícil debido al alto nivel y la mala climatología que presenta la ciudad (alta temperatura y humedad), pese a ello asegura que está en el mejor momento de forma física de su vida y que va a intentar aprovecharlo. Participará esta noche en la tercera eliminatoria de los 3000 metros obstáculos a las 3:05 con el objetivo claro “Entrar en la final olímpica”. Solo pasarán de ronda 15 atletas de los 44 participantes, esta clasificación agrupará a los 3 primeros clasificados de cada una de las series y a los 6 siguientes atletas más rápidos, al correr en la última carrera, el burgalés, sabrá cual es el tiempo necesario para entrar en la final por tiempos.

Su carrera no será fácil, competirá entre otros contra el marroquí Soufiane El Bakkali que quiere subirse al pódium olímpico después de ser 4º en las anteriores olimpiadas, el etíope Bikila Tadese Takele, el keniano Leonard Kipkemoi Bett y el estadounidense Hillary Bor también saben lo que es bajar de los 8:10 en la disciplina. Daniel Arce ha corrido en la presente temporada en 8:17.59 (5º más rápido este año de la serie), pese que asegura que está para correr en 8:15 y está confiado con que si para el crono en ese tiempo se clasificará para la final.

Sus compañeros españoles en la disciplina Fernando Carro y Sebastián Martos correrán en la primera y segunda serie respectivamente, ambos atletas comparten el objetivo de la final olímpica con el burgalés.

El pupilo de Benjamín Álvarez está en Tokio “cumpliendo su sueño deportivo” y lo está haciendo junto a su compañero de entrenamiento en “El grupo Universidad de Burgos” Jesús Gómez (Únicos burgaleses que están participando en las olimpiadas), además en un año en el que no puede asistir espectadores, el burgalés estará arropado por la representante nacional en salto de longitud Fátima Diame (pareja del atleta), por lo que ese extra de motivación puede convertirse en el aliciente perfecto para que se materialice su objetivo.