Santo Domingo de Silos acogerá las tres últimas etapas y Lerma se estrena como sede en la contrarreloj inicial . Esta 11ª edición tendrá categoría UCI S1 y se disputará del 29 de julio al 1 de agosto  

La presentación tuvo lugar en la iglesia de San Esteban.- Foto: Fundacion VIII Centenario

El mejor mountain bike del circuito internacional desembarcará en Santo Domingo de Silos y Lerma en la undécima edición de la prueba por etapas Colina Triste, que contará con la categoría UCI S1 por tercer año consecutivo. 730 participantes tomarán la salida el 29 de julio, en formato de parejas. También se podrá correr en formato challenge el fin de semana y, paralelamente, se celebrará la Half Colina Triste los días 31 de julio y 1 de agosto.

Esta carrera, que se enmarca dentro del proyecto ‘Burgos, Capital Mundial del Ciclismo’, englobado en los actos de conmemoración de los 800 años que cumple la Catedral de Burgos, se ha presentado esta mañana en el Museo del Retablo y está organizada por el Ayuntamiento de Santo Domingo de Silos, el Ayuntamiento de Lerma, el Instituto Provincial para el Deporte y Juventud de la Diputación de Burgos y la Fundación VIII Centenario de la Catedral. Burgos 2021.

La Colina Triste de este año, en la máxima categoría de la UCI en pruebas por etapas, contará con una inscripción “de lujo”, según su director, Álex Puente. Así, tomarán la salida especialistas como los lusos Tiago Ferreira (una vez campeón del mundo y dos de Europa) y Roberto Ferreira (campeón de Portugal), el neerlandés Hans Becking (dos veces campeón de Países Bajos) o Pablo Guerrero (campeón de España), además de los exciclistas Paco Mancebo, Dani Moreno y Alberto Losada, o el piloto de Moto GP Aleix Espargaró.

La primera etapa, el jueves 29 de julio, será una contrarreloj individual de 38 km y 740 metros de desnivel acumulado. La plaza Mayor de Lerma acogerá la salida y Rabé de los Escuderos, la meta. Los ciclistas afrontarán la subida del Fauno para coronar el alto del Risco y proseguir entre encinas con ascensiones cortas e intensas y bajadas técnicas. De aquí saldrán los primeros líderes de la Colina Triste UCI S1.

El viernes 30 de julio se disputará la etapa reina de esta edición. Con inicio y final en Santo Domingo de Silos, los participantes tendrán por delante 85 km con más de 2.000 metros de desnivel acumulado. Al día siguiente, el sábado 31 de julio, nuevamente con salida y meta en Silos, la etapa presentará menos desnivel (1.340 metros) y 64,3 km, pero a buen seguro los corredores acusarán el desgaste de los días previos. Finalmente, el domingo 1 de agosto, Silos volverá a acoger una etapa de 67 km y 1.340 metros de desnivel acumulado, con el duro alto de Cervera y el famoso descenso de la Cascajera. 

En total, 254 kilómetros que llevarán a los ciclistas por toda la comarca, entre pinos y encinas, por pistas cómodas, senderos y caminos rotos, a través de la sierra de la Demanda y el Triángulo del Arlanza, con varias pasadas por el enclave que da nombre a esta prueba: el cementerio de Sad Hill, escenario natural de la última secuencia de la celebrada película de Sergio Leone El bueno, el feo y el malo, icono del spaghetti western.