(Fotografía: SPB/Borja B. Hojas)

El Hereda San Pablo Burgos continúa la confección de la plantilla que competirá la próxima temporada 2021/22 en la Liga Endesa y la Basketball Champions League. Esta labor, además de las contrataciones de jugadores, también conlleva las bajas de algunos miembros de su plantilla, como es el caso de Goran Huskic.

El pívot arrancó su vinculación con el equipo burgalés en el mes de agosto de 2016. Fue entonces cuando Huskic se incorporó a la disciplina castellana en LEB Oro para convertirse en una referencia en la consecución del perseguido objetivo de alcanzar la acb, alzándose como uno de los héroes del ascenso bajo la dirección de Diego Epifanio ‘Epi’.

El serbio completó dos grandes temporadas en los primeros pasos del equipo burgalés en la Liga Endesa, pero tuvo la mala fortuna de caer lesionado en su tercer curso defendiendo la elástica del Hereda San Pablo Burgos, ya con Joan Peñarroya a los mandos del banquillo.

Pese a este contratiempo, el pívot formó parte de la concentración del cuadro castellano en la Final 8 de la Basketball Champions League que se disputó en Atenas en octubre de 2020 y logró colgarse la medalla de campeón europeo junto al resto de la plantilla.

En la última campaña, el serbio estuvo cedido en RETAbet Bilbao Basket, donde no concluyó la temporada en la que los vizcaínos terminaron por sellar la permanencia en la Liga Endesa.

El club ha querido agradecer el trabajo de Goran Huskic “durante las temporadas en las que ha defendido nuestra camiseta, desde el anhelado ascenso para el que fue una pieza tan importante hasta este cierre de etapa en Burgos”. De igual manera, le han deseado “lo mejor para su futuro, tanto a nivel personal como profesional”.

Ahora, el pívot abrirá una nueva etapa en Alemania, donde se incorporará a la plantilla del SYNTAINICS MBC, equipo que compite en la Basketball Bundesliga, la primera categoría del país germano.