El Aparejadores Rugby Club de Burgos ha cerrado la contratación de Nicolás Walker y Joel Soria para la plantilla de la temporada 2021/22, en la que se prevén cambios significativos dentro de un verano de muchos movimientos en el rugby español. Las dos incorporaciones más recientes son una apuesta de presente y de futuro para el equipo de San Amaro.

Nicolás Walker, segunda y tercera línea argentino

El segunda y también tercera línea argentino, de 23 años, 1’96m y 105kg recala en el equipo Burgalés tras desarrollar gran parte de su carrera profesional en la Primera del Club Curupayti desde el año 2016 y disputar con los “pumitas” el mundial World Rugby U20s. También ha sido seleccionado puntualmente en la preparación con Argentina XV para la Americas Rugby Championship.

El delantero cuenta con experiencia en la liga española, donde disputó su última temporada en el Mazabi Independiente Santander, R.C. Un jugador con mucha intensidad en el juego y con mucho potencial aún por explotar que aportará grandes cosas al conjunto de José García.

Puede ser un segundo o tercera línea que nos de mucha movilidad y que nos ayude a construir este juego que queremos de velocidad de juego y usar bien todo el espacio que tenemos en el campo, indica el entrenador.

Joel Soria regresa al cuadro universitario

Por su parte, Joel Soria representa la vuelta de un jugador a la que fue su casa durante dos años, en la fase de ascenso del equipo universitario a División de Honor.

Joel Soria Ibáñez (Matamorosa, 1995) se inició en el equipo de Reinosa. Al margen de jugar con el equipo burgalés, también lo hizo en Santander y con la Selección de Castilla y León. Ha jugado de flanker y en los dos últimos años de segundo centro. Por tanto es un jugador versátil, que juega en la melé y también se desenvuelve en funciones de tres cuartos.

Estas dos caras nuevas llegan para reforzar al Club Deportivo Aparejadores Rugby Burgos, que espera que aporten y ayuden al equipo a conseguir sus objetivos en esta nueva temporada.