Los gimnastas burgaleses disputaron siete finales en la ciudad lusa de Santarém, en las que finalmente Martina Moradillo y Paula Vázquez se subieron al pódium.

Equipo Club Gimnasia Burgos de Trampolín en la Scalabis Cup .- Foto:CGB

Gran experiencia para los 13 gimnastas del Club Gimnasia Burgos que se desplazaron a Santarém para disputar la competición internacional de la Scalabis Cup, celebrada en la ciudad lusa del 6 al 10 de julio. Una competición internacional que cumplía la 9ª edición con una participación de más de 400 gimnastas provenientes de un total de seis países.

Durante el jueves y viernes se celebraron las preliminares en todas las categorías, donde seis de los gimnastas burgaleses consiguieron pasar a siete finales: Martina Moradillo 11-12 dmt, Lucia Ferrero 13-14  trampolín, Jimena Ruiz 15-16 dmt, Paula Vázquez 17-21 dmt, Héctor Sánchez 17-21 trampolín y Alejandro Martínez en senior dmt y trampolín.

Cabe señalar que la vuelta a la competición internacional después de tantos meses jugó una mala pasada a algunos gimnastas, que cometieron fallos que les impidieron disfrutar de la fase final.

Gimnastas del Club Gimnasia Burgos trampolín finalistas en la Scalabis Cup .- Foto:CGB

Martina Moradillo, la más joven de la expedición con 12 años de edad, pasó séptima a la final de doble-minitramp y realizó dos grandes pases que le hicieron alzarse con la medalla de plata, en una competición con una participación de hasta 40 gimnastas.

Martina Moradillo plata en doble-minitramp .- Foto:CGB

La otra medalla que consiguió el equipo burgalés fue en la modalidad de doble-minitramp, en esta ocasión por la consolidada gimnasta Paula Vázquez, que en sub-21 entró como segunda clasificada a la final y obtuvo en esta también la medalla de plata.

Paula Vázquez con su entrenadora Mónica Antolín .- Foto:CGB

El resto de gimnastas no consiguieron subirse al pódium, pero hay que destacar los quintos puestos de Jimena Ruiz en doble-minitramp en sub16 y Héctor Sánchez en trampolín sub-21; así como el séptimo lugar de Alejandro Martínez en trampolín senior, que volvió a estar a un gran nivel competitivo; y el octavo puesto de Lucía Ferrero en trampolín en su primer internacional.

En definitiva, una competición en la que todos los gimnastas reconocen haber “disfrutado de la experiencia” y aseguran haberse llevado “un gran aprendizaje” de cara a los próximos campeonatos que están por venir.