El terrible error de la organización de tocar la campana 2 vueltas antes del final impide al burgalés lograr su mejor marca personal en su última carrera antes de Tokio 2020.

Daniel Arce junto a Mohamed Katir.

Daniel Arce ha tenido el placer de competir hoy en la Diamond League de Mónaco, una de las competiciones de más nivel del panorama internacional, en la que ha tenido lugar el infortunio para los atletas, del fallo por parte de la organización, de dar el toque de campana dos vueltas antes del final, lo que ha perjudicado a todos los participantes. El objetivo de Dani era claro, mejorar su mejor marca de la temporada, que estaba en 8:17.59.

La carrera salió muy rápida y Amos Kirui fue el encargado de marcar los primeros 1000 metros a un ritmo de 2:39.63 ( pese a que sus persecutores lo hicieran 2 segundos más lento), BenjaminKigen tomó entonces la cabeza de la carrera para pasar el 2000 a un ritmo de 5:27.18, cuando se retiró, el keniano Abraham Kibiwot saltó en solitario hacia la victoria y a los 800 metros para el final sonó la campana. Abraham confiado dio un cambio brutal para hacerse con la victoria hasta que llegó a la entrada de la última vuelta sin fuerzas debido a la equivocación, el etíope LamenchaGirma lo adelantó a falta de 300 metros y continuó en primera posición hasta hacerse finalmente con la victoria (8:07.75), Kibiwot entró en segunda posición con 8:07.81, el francés DikilaliBedrani (8:11.17) terminó tercero.

Al burgalés también le afecto el toque de campana anticipado ya que vio como empezaban a esprintar todos y con los nervios chocó con un obstáculo y que estaba realizando una muy buena carrera, con una buena colocación para bajar de 8:15 pero el toque de campana ha hecho que deje de estar en carrera, pese a lo ocurrido Daniel Arce realizó un tiempo de 8:20.91 y terminó 11º un resultado muy bueno para estar a 20 día de su gran cita olímpica en la que su objetivo será competir en la final. El burgalés ha comunicado que volverá a casa para entrenar y estar en su mejor nivel en los juegos olímpicos.

Un buen día para el atletismo español donde, en la misma competición, Mohamed Katir ha roto el récord de 1500 metros lisos de Fermín Cacho (3:28.95) 24 años años después, un récord que databa de 1997. El murciano estableció una nueva plusmarca nacional tras acabar segundo con 3:28.78, solo superado por el keniano Timothy Cheruiyot.