La tardanza del notario y su posterior problema para conectarse a Zoom dejan sin efecto la primera convocatoria de la Junta de Accionistas del Burgos.

No es muy normal lo sucedido en esta tarde de martes, en la convocatoria de la Junta de Accionistas del Burgos CF. Los problemas del notario, propuesto por el grupo de accionariado mayoritario, han impedido la reunión de esta importante cita.

En primera instancia el notario se ha retrasado en su presencia online y posteriormente, comunicaban que tenía problemas de conexión a la plataforma Zoom por donde se establece la reunión, lo que ha motivado, tras casi 40 minutos de incertidumbre, que el presidente de la entidad blanquinegra, Franco Caselli, decidiera el aplazamiento de la reunión, tal y como establece la convocatoria, para mañana miércoles a las 19,30 h.

Poco más que contar de una fallida convocatoria en primera instancia, con imprevistos que no suelen ser habituales y que habrán trastocado la agenda de más de uno de los asistentes a la Junta de Accionistas de este martes.

Por lo tanto toca esperar y nueva cita, el miércoles 7 de julio, a las 19,30 h. para conocer el devenir del club blanquinegro.