Desde el grupo de empresarios burgaleses, Yucon, máximos accionistas del Burgos, ratifican que se han cumplido las condiciones para jugar en Segunda División A , con las deudas a los jugadores saldadas en pago reconocido por la AFE, aunque la situación económica del Burgos es caótica, a falta de lo que determine la auditoría.

Fotos: Burgosdeporte

Los nuevos accionistas mayoritarios del Burgos han confirmado en rueda de prensa, la primera de su etapa, que el equipo podrá jugar en Segunda División A, tras haber saldado las deudas con los jugadores, en pagos que la AFE ha reconocido, por lo que deberán quedar retiradas las denuncias en las próximas horas.

SALVADO DEL DESCENSO

La situación para evitar el descenso está salvada, pero económicamente reconocen que el club está muy tocado, con una deuda elevada y todavía desconocida hasta que se lleve a cabo la auditoría real en el club blanquinegro, actualmente es una pre auditoría basada en informes sobre lo que se van encontrando los dos consejeros de Yucon en el Consejo de Administración.

Miguel Ángel Benavente, que lidera el grupo de empresarios burgaleses, ha dejado claro que: “Las sensaciones que puede haber son de que la familia Caselli está trabajando con nosotros, pero no es así, no existe ninguna colaboración ni contacto con ellos desde el ascenso del Burgos, por lo que las decisiones y los pagos, los hemos tenido que realizar nosotros en su totalidad y por nuestra propia iniciativa”.

CAOS Y MENTIRAS

El abogado de Yucon, José Sanchez Parra, ha sido rotundo en sus afirmaciones: “La era Caselli ha terminado, ha sido una etapa de caos y mentiras, a la que ahora intentarán poner orden desde Yucon”. El abogado también ha confirmado que se han pagado los temas urgentes para “salvar la situación y evitar el descenso, pero queda mucho por hacer, aunque el proyecto de Yucon quiere ser sólido desde el principio para garantizar el fútbol profesional en Burgos en el futuro”.

QUERELLA CON POSIBLE PENA DE CÁRCEL

También ha comparecido en la rueda de prensa otros abogado, Diego Velazquez, encargado de tramitar la querella contra la familia Caselli. El letrado ha confirmado que se ha llevado al juzgado a todo el Consejo de Administración, incluido Antonio Caselli, “ya que es notorio que ha sido quien ha gestionado y representado al club en todo este tiempo”. Diego Velazquez ha precisado que la querella por administración desleal es de vía penal y grave, “con penas que pueden llegar a los 6 años de cárcel”.

En estos momentos la tarea fundamental del grupo que mantiene el máximo accionariado es poner en marcha la reforma que exige la Liga de Fútbol Profesional, en El Plantío, donde serán muchos los trabajos a desarrollar, desde el levantamiento completo del cesped y mejora de las instalaciones, unas obras que esperan puedan comenzar el 2 de julio.

SOLO DE LA ILUSION NO SE VIVE

Miguel Ángel Benavente considera muy importante en estos momentos lanzar un mensaje positivo a la afición: “Hemos trabajado para sostener este proyecto durante toda la temporada y ahora podemos asegurar que el Burgos jugará en Segunda División, como se ha ganado en el campo, eso es lo importante. ” Respecto a la gestión de la familia Caselli reconoce que: “supieron ilusionar a la afición cuando llegaron e incrementar la masa social, eso es positivo y hay que valorarlo, pero de las ilusiones solo no se vive si no van acompañadas de las acciones pertinentes para hacerlas posible”.

NUEVA ETAPA

El Burgos Club de Fútbol entra en una nueva etapa que, aunque en estos momentos la única gestión es la de los empresarios burgaleses, no se materializará legalmente hasta el 6 de julio cunado se lleve a cabo la Junta General de Accionistas, en la que se nombrará un nuevo Consejo de Administración y comenzará de facto y con realidad, una nueva gestión encaminada a conseguir que el Burgos CF se consolide en la categoría.