La localidad burgalesa acogerá del 18 al 27 de junio, el Campeonato Nacional de Esgrima Junior Sub 23, el Campeonato Nacional de Esgrima, la Concentración Nacional de Formación Continua de Alto Rendimiento y el Campeonato de Esgrima de Castilla y León

Roa de Duero se prepara para converse el próximo fin de semana en la capital del deporte de la esgrima a nivel nacional. Tres eventos importantes de este deporte esperan a esta localidad burgalesa. En primer lugar, del 18 al 20 de junio, tendrá lugar el Campeonato Nacional de Esgrima Junior Sub 23, en todas las armas (sable, florete, espada) y en modalidad individual y grupal. Del 18 al 27 de junio tendrá lugar el Campeonato Nacional de Esgrima. Se estima la participación de 1800 personas en estas pruebas, entre tiradores, árbitros y organización. El comienzo de las pruebas deportivas será en viernes para evitar la aglomeración de deportistas en los torneos.

Además, la Federación Española de Esgrima y la Federación de Castilla y León, acordó adjudicar una Concentración Nacional de Formación Continua de Alto Rendimiento, que tendrá lugar del 21 al 24 de junio.

Y también se llevará a cabo el Campeonato de Esgrima de Castilla y León en las modalidades junior y cadete, con todas las armas tanto de forma individual como por equipos, en el que participarán 384 tiradores, 15 árbitros y 20 oficiales.

En cuanto a favoritos, desde la Sala de Esgrima Burgos, su presidente, Carlos Zayas, destaca a Javier de los Mozos, Diego López, Gonzalo Mahamud e Íñigo Eguiluz, actuales campeones de España júnior por equipos, con muchas opciones para poder repetir el éxito.

Y a nivel regional, en el Campeonato de España Sub’20 y Sub’23 los favoritos son dos castellano leoneses, el segoviano Mario Aguado y el abulense Javier Lucas.

En cuanto a instalaciones, el municipio de Roa de Duero cuenta con dos excelentes polideportivos donde se celebrarán las competiciones a puerta cerrada y garantizando todas las medidas de seguridad que la Federación y el Ayuntamiento tienen impuestas. Se espera que los eventos deportivos atraigan una gran cantidad de espectadores.

Una particularidad es que las familias que acompañen a los deportistas no podrán acceder a los complejos debido a las medidas sanitarias, pero se ofertarán diferentes alternativas para que puedan integrarse en las actividades deportivas y en la población de Roa de Duero.