(Fotografía: JARCHA)

Los burgaleses conforman uno de los equipos temidos en la competición del KO

Arranca la fase final de la Copa del Rey con el pabellón 5º centenario de Antequera como escenario en el que el UBU-TPF afrontará la Copa del Rey como cuarto cabeza de serie de un torneo que se celebrará entre el 14 y el 16 de junio.

El primer equipo masculino de los burgaleses ha quedado encuadrado en el grupo D junto a los vascos del Leka Enea de Irín, equipo de Superdivisión, el CTM Móstoles de Madrid, que este pasado fin de semana ha conseguido el ascenso a la máxima categoría nacional, y el conjunto alicantino de Dama de Elche, equipo que milita en la división de plata. De estos cuatro equipos, dos avanzarán a la siguiente fase que da acceso a cuartos de final.

El rumano Alexandru Cazacu, y los burgaleses Miguel Núñez, Jorge Ausín y Daniel Berzosa, recientemente proclamado mejor deportista de base burgalés, son las bazas del técnico Fran Berzosa, que ve la competición con cierto optimismo, pero sabedor de la dificultad de medirse a duros equipos como Cajasur, Arteal, Borges o Pontevedra, entre otros.

Las chicas del UBU-TPF, en la Copa de la Reina

Tras haber caído eliminadas en los cuartos de final de la lucha por el ascenso a Superdivisión, las chicas del Universidad de Burgos – TPF, podrán en los próximos días enfrentarse a los mejores equipos del panorama nacional, ya que la brillante temporada en liga, ha hecho que obtengan billete para disputar por tercera campaña consecutiva la Copa de la Reina.

Cierto es que los rivales a los que se medirá en el grupo A son muy complicados, pero solo el hecho de estar entre las mejores, y con dos burgalesas en la plantilla, es para estar francamente satisfechas y ver el futuro de forma muy halagüeña.

Las murcianas del UCAM Cartagena, actuales campeonas de Copa, y que cuentan en sus filas con la jugadora Olímpica en Tokio 2020, María Xiao, son candidatas a intentar revalidar el título, y las jienenses del Tecnigen Linares, otro potente equipo que cuenta en sus filas con una extraordinaria japonesa.

Estos son los dos rivales de las chicas burgalesas, que acuden a la cita con Elvira Rad y María Berzosa, junto a la rumana Dranca Codruta.