Hotel Ciudad de Burgos.

(Fotografía: Photo Gomez Sport)

Una rapidísima etapa final de la Route d’Occitanie impidió al equipo Burgos BH, que acusó el desgaste, volver a formar parte de la fuga de la jornada.

Se mostró carácter y valentía. Jornadas exigentes por los Pirineos franceses para un equipo que estuvo a la altura. Y una vez más, repartiendo el protagonismo entre sus corredores para lograr los objetivos grupales, creyendo en el esfuerzo conjunto. La pelea por las etapas, la lucha por el maillot de la montaña en la segunda jornada son el mejor reflejo del gran papel del Burgos BH en una carrera que contó con un altísimo nivel.

Rubén Pérez: “En la segunda y tercera etapa hemos demostrado lo guerreros que somos. Estando en las fugas buenas y siendo los que más lejos llegaban, alargando al máximo los intentos para tratar de sorprender y conseguir el triunfo de etapa. Hoy lo hemos intentado de nuevo, pero el fuerte ritmo, el desgaste, no han permitido lucir esa actitud. Además, las altas temperaturas nos han debilitado en la parte final. En cualquier caso, tenemos que estar satisfechos y los corredores pensar ya en el próximo objetivo, que es el Campeonato de España y recuperar el tremendo esfuerzo realizado estos cuatro días”.

En efecto, la expedición pone rumbo a nuestro país y se desplazará esta semana a La Nucía, donde el viernes se disputa la prueba contra el crono y el domingo la prueba en línea del Campeonato de España. Una edición de nuevo muy exigente, que pondrá en la pelea el maillot rojigualda y las medallas nacionales.

Hotel Ciudad de Burgos.