La derrota ante el Santa Marta le deja sin opciones de permanencia.

Fotos: Jarcha/Burgosdeporte

Una pena pero no pudo ser. El Seat Arlanzón Motor Bupolsa desciende a Regional, pese a luchar durante toda la temporada por lograr la permanencia en Tercera División. Ha sido la historia tantas veces contada de nadar para morir en la orilla. Un equipo burgalés que en el último tramo de competición mejoró su juego y resultados, con un buen nivel en la fase por la permanencia en la que el equipo de Santi Sedano logró 17 puntos de 27 posibles, aunque insuficientes por los malos resultados en la fase regular. En definitiva, adiós a la Tercera División y nueva andadura para el equipo burgalés.

Ante el Santa Marta de Tormes, el Seat Arlanzón, no tuvo su tarde aunque ofreció un nivel de juego aceptable y no mereció la derrota. El partido comenzó con alternativas de uno y otro equipo y ocasiones por ambos conjuntos, aunque el equipo burgalés era más incisivo en el comienzo de partido y hacía soñar a sus seguidores con una victoria para mantenerse vivo por la permanencia. Manzano tuvo la primera ocasión clara para el equipo burgalés, pero su remate no encontró la portería rival.

A medida que fueron avanzando los minutos el Santa Marta fue tomando peso en el partido y el último cuarto de hora de la primera parte, fue de dominio salmantino y ocasiones del equipo visitante para adelantarse en el marcador.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

En la segunda mitad, de salida fue de nuevo el Seat Arlanzón el equipo que creaba peligro, con una buen a oportunidad de Karim, que a centro de Sergi remataba de cabeza y estuvo a punto de inaugurar el marcador.

El equipo de Santi Sedano presionaba y buscaba el gol, aunque el Santa Marta no le perdió la cara al partido y siempre buscaba sus opciones al contragolpe y con rapidez en su juego.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Cuando más presionaba el Seat Arlanzón llegó la jugada desafortunada para el equipo burgalés, en una falta botada por el equipo salmantino y Joao en su afán de despejar, termina alojando el balón en su propia portería, Era el minuto 74 y el marcador, con 0-1 ya no se movería.

El Seat Arlanzón lo intentó hasta el final, con lucha y esfuerzo de sus jugadores, pero nada la salía bien. Zamora tuvo la gran oportunidad de empate, pero su remate se estrelló en el travesaño.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

Y el partido terminó con 0-1 que deja al equipo salmantino todavía vivo por la permanencia en Tercera, pero condena al Seat Arlanzón a Regional. Se abre ahora una nueva etapa en el club burgalés, que no logra el objetivo de la temporada.