Levi Moreno, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Burgos, se muestra confiado en que el Burgos CF resolverá sus problemas para salir en Segunda División la próxima temporada.

En una comparecencia de prensa, el concejal de Deportes del Ayuntamiento de la capital burgalesa, Levi Moreno, ha unido su preocupación por el Burgos a la del resto de clubes de la ciudad que tienen no pocas dificultades para sacar adelante cada temporada.

“Yo como concejal de Deportes tengo preocupación por todos los clubes de la ciudad, a todos les cuesta mucho trabajo comenzar cada temporada, con esta pandemia todos han tenido problemas en cuanto a la búsqueda de patrocinadores y de socios y el Burgos no es uno más”, destacó Levi Moreno.

Respecto a la situación más concreta del Burgos Club de Fútbol, Moreno no oculta su preocupación, pero expresa su confianza de que el proyecto saldrá adelante:

“Ellos son una empresa, en este caso de referencia, son una SAD, en las que tiene potestad su accionariado, estamos al tanto de ello, estamos preocupados, pero sabemos que la situación irá para adelante, que el club competirá en segunda y desearles desde aquí la mejor de las suertes”.

El pasado sábado el grupo de empresarios burgaleses que actualmente tienen el máximo del accionariado, llegó a un acuerdo con los directivos de la familias Caselli, que siguen al frente de la administración del club, para convocar Junta General de Accionistas el 6 de julio e incluir a dos miembros del grupo empresarial, en el Consejo de Administración.

Sin embargo, antes del 30 de junio las deudas con los jugadores y Agencia Tributaria, deben estar resueltas, o el Burgos podría ser descendido.