El central vasco de 22 años concluyó la temporada 2020/2021 como máximo goleador en División de Honor Plata con 190 goles

El UBU San Pablo Burgos estrena el capítulo de fichajes con la incorporación de Ignacio Suárez al proyecto 2021/2022. El jugador bilbaíno, procedente de Trapagarán, juega en la posición de central y ha sido el máximo anotador de la División de Honor Plata en la última campaña.

Ciento noventa goles en 26 partidos son la carta de presentación del nuevo jugador del conjunto burgalés. Ignacio Suárez Uribe-Echeverría (Bilbao, 1999) llega a Burgos tras haber cerrado una temporada perfecta en lo personal con una media de 7,3 goles por partido, que le han convertido en el máximo artillero de la categoría. Durante el año, ha superado los 10 tantos en varios encuentros, llegando, incluso, a los 14 el pasado 4 de abril en el duelo frente al Sant Martí Adrianenc.

El jugador, que se caracteriza por su explosividad y velocidad, reconoce que aceptó la llamada del UBU San Pablo porque quiere «dar un salto de calidad» en su trayectoria deportiva. «Seguramente, el Burgos sea una de las opciones más interesantes que he tenido», relata el vizcaíno. Asimismo, Suárez considera al UBU San Pablo cidiano como «un club serio, con aspiraciones de quedar en la parte alta de la tabla», algo que le motiva especialmente, ya que, según apunta, quiere «seguir progresando como jugador y tener experiencias nuevas dentro del balonmano». Para ello, anticipa: «estoy dispuesto a esforzarme y trabajar duro para seguir mejorando».

Suárez en acción.- Foto: BM Burgos

Por su parte, el técnico del cuadro rojinegro, Nacho González, define a Ignacio Suárez como «un jugador joven con muchísima progresión». «Ya este año ha hecho una gran temporada en División de Honor Plata». «Además, va a cuadrar muy bien en nuestro perfil de juego y en nuestra filosofía», anticipa. González detalla que se trata de «un jugador muy polivalente, que tiene mucho gol que puede jugar en todos los puestos de la primera línea, aunque se tendrá que ir especializando en el central». También, «defensivamente es un jugador que nos puede ayudar en varios puestos», añade. Por otro lado, el vallisoletano considera que también «en las transiciones», el «perfil de juego» del bloque burgalés «le puede venir muy bien». «Esperamos que tanto él como el equipo puedan crecer de la mano», añade.

Ignacio Suárez comienza su andadura en el balonmano en el colegio Escolapios de Bilbao desde benjamín hasta juvenil de primer año. En su segunda temporada en esta categoría llega al Trapagarán Eskubaloia, en Primera Nacional, división en la que juega cuatro años hasta que el verano pasado el conjunto auriazul logra el ascenso a la División de Honor Plata. Además, ha formado parte de las categorías inferiores de la selección de Vizcaya, con la que ganó un campeonato autonómico, y de la selección de Euskadi, con la que logró un cuarto puesto en 2017.