Una mala segunda mitad termina con las ilusiones de los burgaleses el día en que volvió el público al Coliseum

Fotos: AVN Fotografia

La alegría por la vuelta del público al Coliseum y la ilusión de forzar el tercer partido duró apenas veinte minutos en tarde noche de hoy. En su debut en casa en un playoff convencional, un mal tercer cuarto terminó con las aspiraciones de derrotar a Tenerife y acabó desquiciando al cuadro burgalés, que cometió muchísimos errores tanto en ataque como en defensa en el último tramo del partido. Entre la recta final del tercer cuarto y el inicio del último encajaron un parcial de 0-27 que tiró por tierra el buen inicio de partido que había mostrado los de Peñarroya. Supieron aprovechar los de Vidorreta el bajón físico local tras el descanso para mostrar su verdadero potencial y meterse por primera vez en una semifinal por el título. Espectacular el partido de Huertas, el mejor del encuentro con puntos y 28 de valoración, al igual que destacable fueron los 18 puntos de Doornekamp y los 13 de Fitipaldo. Por parte de los burgaleses el mejor fue Kravic con 20 puntos y 23 de valoración.

La mejor noticia: el público volvió al Coliseum.- Foto: ANV Fotografia

Comenzaron los dos equipos con mucha intensidad en un partido donde fueron los locales quienes estrenaron el electrónico (4-0), si bien siete puntos consecutivos de Huertas ponían en ventaja a Tenerife (6-7). La ventaja cambiaba de bando en cada ataque, donde los locales sufrían a Shermadini en la pintura mientras que los de Vidorreta eran incapaces de parar a Renfroe. Tras una canasta de Salvó (13-12) el partido entraba en un recital de triples, con McFadden desatado con tres, que permitía a los de Peñarroya tomar distancias en el partido (25-18). Los tiros libres y la aportación de Guerra bajo el aro hacían que Tenerife llegara al final del cuarto tres puntos abajo (26-23).

Jasiel Rivero intenta perforar la gran defensa de Tenerife.- Foto: ANV Fotografia

Bajaba la intensidad en el inicio de un segundo cuarto donde dominaban más las defensas que los ataques. Los burgaleses sostenían la ventaja desde el triple y con la aportación de Kravic en el juego interior, mientras que los tinerfeños dependían en exceso del acierto anotador de sus bases (37-32). Un triple de Jenkins acercaba a los de Vidorreta (37-35), pero los de Peñarroya se apoyaban en su buena defensa para llegar al descanso con seis puntos de ventaja (41-35).

Alex Renfroe durante el partido.- Foto: ANV Fotografia

Volvieron mejor del descanso los de Vidorreta, quienes en cuatro minutos igualaban el partido gracias al acierto desde el triple de Doornekamp y Salin y bajo la batuta de un gran Fitipaldo (48-48). Kravic mantenía a los burgaleses en ventaja (52-50), pero dos golpes seguidos desde el triple de Tenerife noqueaban a los locales y obligaban a Peñarroya a sentar a sus jugadores (52-56). Se mostraban muy nerviosos en ataque los burgaleses, errando mucho en el tiro, circunstancia que no perdonaban los insulares, quienes de nuevo con Shermadini dominando el poste bajo cerraban un parcial de 0-16 para dejar el partido encarrilado al final del cuarto (52-66).

Kravic estuvo a un buen nivel pese a la derrota.- Foto: ANV Fotografia

No cambiaban las tornas en el inicio del último cuarto, pues se veía a un cuadro local totalmente fuera del partido que encajaba un parcial de 0-8  para desesperación de su técnico, que veía además como su banquillo era castigado con una técnica por protestar (52-74). Doornekamp seguía a  los suyo desde la línea de 6,75, mientras que los burgaleses conseguían de nuevo ver algo de luz en ataque aunque ya era demasiado tarde (55-79), pues Tenerife seguía ampliando una ventaja que llegaba hasta los 29 puntos (59-88). Mientras el público local animaba a los suyos al grito de campeones, ambos técnicos movían los banquillos en un partido que terminaba con ventaja visitante por 24 puntos (68-92).

Rabaseda marcando dos puntos.- Foto: ANV Fotografia

A pesar de la derrota, los burgaleses cierran una temporada histórica con tres títulos, su participación por primera vez en la Copa del Rey y terminar la temporada en una meritoria sexta posición.

FICHA TÉCNICA

HEREDA SAN PABLO BURGOS – LENOVO TENERIFE

Parciales: 26-23 / 15-12 / 11-31 / 16-26

Hereda San Pablo Burgos: K. Queeley (0), D. Kravic (20), M. Salash (3), V. Benite (7), A. Barrera (0), M. Salvó (9), T. Mc Fadden (10), J. Rivero (5), J. Sakho (2), O. Cook (0), X. Rabaseda (3) y A. Renfroe (9). Entrenador: Joan Peñarroya.

Lenovo Tenerife: S. Yusta (0), B. Fitipaldo (13), M. Huertas (20), S. Salin (3), C. Jenkins (8), S. Rodríguez (0), G. Shermadini (11), E. Sulejmanovic (6), A. López (2), T. Cavanaugh (6), F. Guerra (5) y A. Doornekamp (18). Entrenador: Txus Vidorreta.

Árbitros: Antonio Conde, Luis Miguel Castillo y Alberto Baena.

Incidencias: Segundo partido de los cuartos de final del Playoff, disputado en el Coliseum ante la presencia de casi un millar de aficionados.