La plantilla del Carcedoil celebrando el ascenso en Salamanca

El Carcedoil-Villalon de fútbol sala consiguió el ascenso a Tercera División y ganó el título de campeón de la 1ª división regional de Castilla y León, en un partido de infarto que se disputó este fin de semana en Salamanca, con 15 goles que mantuvieron la emoción hasta el final.

El Tres Columnas jugaba en casa y le valía ganar o empatar para hacerse con la Liga,
mientras que los burgaleses necesitaban la victoria para lograr el ascenso y campeonato,
aunque si no ganaba, podía optar al ascenso siempre que el Valladolid Sport Sala no
perdiera con el San Cristóbal de Segovia (1-3).

Los burgaleses salieron con una defensa retrasada de inicio, haciendo de las contras y los
espacios, sus mejores armas de ataque y no les pudo salir mejor, ya que a los 3 minutos,
en una contra perfecta, Abel Alonso marcó el primer gol y mostró el camino a sus
compañeros; A los dos minutos Aaron Blasco hizo un calco de la jugada anterior
anotando el segundo gol en una contra de un córner.

Los locales apenas inquietaban y no conseguían llegar al área burgalesa salvo con tiros
exteriores, hasta el minuto 11, un balón suelto en el área tras un disparo previo, fue
rematado por dos veces por los salmantinos que les hizo recortar distancias.

Animados por el gol, el Tres Columnas siguió presionando hasta encontrar el empate en
el minuto 13 con un gran disparo desde fuera del área.

El partido siguió el guion inicial con el Carcedoil-Villalon volcado en contras y ataques
eléctricos, tras un par de manos a manos salvados por los locales, en el minuto 16 con un poco de fortuna en un rebote, Rodrigo Ercilla consiguió adelantar a los burgaleses en el marcador (2-3). Cuando parecía que iba a llegar el descanso sin más goles, los locales con un tiro exterior increíble, empataron el partido.

El Carcedoil, tocado y lamentando las muchas ocasiones claras que habían tenido, no se podían creer llegar al descanso con un empate, pero en la última jugada a falta de 20 segundos, de nuevo Abel Alonso consiguió batir al portero local, que esta vez no pudo con un tiro raso cruzado perfecto.

El descanso enfrió un poco el encuentro, ambos equipos volvieron más tranquilos y tras
cuatro minutos de calma, fue el Tres columnas quien golpeó primero aprovechando un
rebote en un mal entendido entre un defensa y el portero visitante, subiendo de nuevo
el empate al marcador. Los Burgaleses tras unos minutos bloqueados, consiguieron
volver a adelantarse con una gran jugada combinativa de los hermanos Blasco, finalizada
magistralmente por Aarón.

Carcedoil futbol sala, equipo de Primera Regional

El partido se rompió en este momento y se convirtió en un ida y vuelta constante, que
benefició al Carcedoil-Villalon que en un jugadón de fantasía de Ian Rodríguez, puso
distancia en el marcador 4-6 en el minuto 26. Tras un tiempo muerto del Tres Columnas en el minuto 33, optaron por el portero-jugador, buena decisión ya que tenían que recortar dos goles y no estaban llegando con peligro, pero no les pudo salir peor, pues en la primera jugada, Pablo Pérez que salió fresco del banquillo hacía pocos minutos, robó un balón y tiró desde campo propio anotando el 4-7

Parecía que todo había acabado, pasaban los minutos y el Tres columnas no llegaba con
claridad ni con portero-jugador, hasta que en un robo y contra consiguieron anotar el 5-
7 que daba esperanzas a falta de 4 minutos.

El Carcedoil-Villaon no se descompuso, siguió defendiendo y atacando, teniendo hasta 3 ocasiones claras para rematar el partido, pero los locales tuvieron más suerte da cara a puerta y en el 38 metieron el 6-7.

Los nervios de ambos equipos eran palpables, cualquier cosa podía pasar, todo el trabajo
de un año reducido a lo que pasara el siguiente minuto y medio de partido. En la siguiente circulación de portero-jugador del Tres Columnas, el polideportivo se vino
abajo, los aficionados Burgaleses que habían estado animando y eclipsando a la grada
local durante todo el partido, enmudeció, 7-7, 58 segundos, el equipo local desatado
celebrando el milagro. Los burgaleses se dispusieron a sacar del centro con 5 jugadores de campo, y a falta de 13 segundos, Javier Sanz, el máximo goleador, tras una circulación rápida de equipo en portero-jugador, empujó el balón al fondo de la portería. Era el 7-8 definitivo y el Carcedoil-Villalon en su primer año, se convertía en campeón de Primera Regional de Castilla y León.