(Fotografía: JARCHA)

Con los deberes hechos encara el Hereda San Pablo Burgos la última jornada de la temporada regular de acb. El equipo dirigido por Joan Peñarroya recibirá a Monbus Obradoiro este domingo, a partir de las 20:00 horas, en el Coliseum. Los castellanos cumplirán con su compromiso final antes de encarar el Playoff por el título de Liga Endesa, un reto para el que ya conocen rival, de nuevo Lenovo Tenerife, tras sellar una sexta posición histórica tras una excelente temporada liguera.

“Afrontamos el último partido de una liga regular apasionante, diferente a todas las vividas en los últimos años por los condicionantes y de la que creo que podemos estar muy satisfechos”, ha hecho balance el entrenador Joan Peñarroya en la previa del encuentro. A falta del entrenamiento que llevarán a cabo en la tarde de este sábado en el Coliseum, el técnico espera poder contar con todos sus pupilos para el tercer choque que competirán en la presente semana.

El conjunto burgalés quiere “jugar un buen partido que nos sirva” de cara a las eliminatorias por el título liguero, para las que tendrán una semana de preparación tras el compromiso de mañana. “Debemos crecer en nuestras prestaciones si queremos ser competitivos en el primer partido de Playoff”, ha avanzado Peñarroya.

Monbus Obradoiro llega a su última cita de la temporada con un balance de 12 victorias y de 23 derrotas, en la decimocuarta posición de la clasificación al inicio de la trigésima octava jornada. Los de Moncho Fernández certificaron su permanencia matemática en la Liga Endesa tras imponerse a Movistar Estudiantes hace un par de semanas (83-94), por lo que afrontan el compromiso de mañana con sus objetivos resueltos.

El cuadro gallego disputará el duelo del Coliseum tras haber caído en el encuentro que le enfrentó a UCAM Murcia el pasado miércoles, en un choque que se decidió en favor de los visitantes con un triple de Conner Frankamp en los últimos segundos de la prórroga (80-83). Pese a la derrota, los obradoiristas tuvieron el privilegio de convertirse en el primer conjunto de la Liga Endesa que ha podido volver a disfrutar del calor de su afición en la grada después de la pandemia.

De la plantilla que dirige Fernández, sobresalen varios nombres de calidad que les han dado rendimiento a lo largo de toda la temporada. Laurynas Birutis se ha mostrado como el líder de los de Santiago de Compostela. El pívot lituano es el más valorado de su equipo (14,9 créditos) con unos promedios de 10,6 puntos y de 5,4 rebotes por encuentro.

En la nómina de jugadores sobresalientes, aparece igualmente Kassius Robertson, el segundo mejor valorado de su equipo (11,8 créditos) con un gran rendimiento anotador, gracias a sus 15,2 puntos por partido, que genera especialmente desde el perímetro. En la línea de triple, el escolta canadiense es el líder en lanzamientos conseguidos de toda la Liga Endesa (2,8 por duelo).

Si Robertson es el más destacado en el juego exterior de los obradoiristas, donde perdieron por lesión desde el mes de marzo al base Pepe Pozas, Birutis no estará solo en su pelea en la pintura. Steven Enoch (4,2 rebotes y 10,7 créditos de valoración) y Mike Daum (4,5 rebotes y 9 créditos de valoración) completan una más que interesante rotación interior para el cuadro de Moncho Fernández.

Precisamente sobre el trabajo del entrenador de los santiagueses ha hablado el técnico del conjunto burgalés en la previa: “Los equipos dirigidos por Moncho (Fernández) son equipos muy tácticos que ponen en problemas al rival”. Por ello, la clave para hacer frente a este choque pasará por “estar conectados” a lo largo de todo el encuentro.

Con todo resuelto a nivel clasificatorio para ambos contendientes, el Hereda San Pablo Burgos buscará una nueva victoria de Liga Endesa, que sería la vigésima segunda del curso, para poner el broche dorado a una temporada extraordinaria en la mejor liga de baloncesto de Europa. Los castellanos compartirán un último baile de temporada regular con Monbus Obradoiro este domingo, desde las 20:00 horas, en el Coliseum.