El equipo burgalés cayó ante el ICG Força Lleida en su último choque a domicilio de la temporada (91-77) pese a realizar una buena primera parte

El Tizona Universidad de Burgos no pudo hacerse con el triunfo en su último partido fuera de casa de la temporada. El equipo azulón no pudo con un ICG Força Lleida que fue superior en la segunda mitad y que se tomó la revancha del partido de ida. El conjunto de Lluís Riera supo sobreponerse al parcial de salida de los leridanos y llegó a voltear el marcador antes del descanso gracias al buen juego defensivo de los suyos. Sin embargo, tras el descanso los locales salieron con más intensidad y la anotación del Tizona cayó, abriendo una brecha en contra difícil de voltear. Barro y Reaves tiraron del carro para intentar la remontada, pero la victoria quedó en manos del conjunto catalán. También destacó la actuación del canterano burgalés Fernando Revilla, que gozó de mucho protagonismo y realizó su mejor actuación de la campaña.

Los números no permitían ya al Tizona Universidad de Burgos poder salvar la categoría, pero sí reivindicarse lejos de casa en su último desplazamiento de la temporada. El técnico Lluís Riera destacaba en la previa del partido que esta era su asignatura pendiente de la segunda fase, donde los partidos a domicilio no habían dado alegrías al club burgalés en las últimas jornadas. Pese a ello, el partido ante ICG Força Lleida, equipo que luchaba por evitar el descenso y alcanzar el play off, no comenzó con buen pie. Liderados los catalanes por unos inmensos Carrera y Polanco, lograron un amplio parcial de salida gracias a su lanzamiento exterior. Solo Spencer Reaves, novedad en el quinteto inicial de la jornada, podría inaugurar el marcador de los hoy naranjas (10-5).

Foto: Pol Puertas / ICG Força Lleida):

Riera tuvo que recolocar pronto sus piezas para frenar el arranque de su rival, que tras varias semanas sin poder competir, llegaba con ganas de lucirse ante su púbico en Barris Nord. Saltaba a cancha entonces el veterano Ricardo Úriz, en el que sería su penúltimo partido antes de dejar el baloncesto profesional, e inauguraba su casillero desde el triple. También disputaba sus primeros minutos el canterano Fernando Revilla, logrando una pronta canasta en la pintura y dos tiros libres poco después. A la baja conocida de Alberto Ruiz de Galarreta por una fractura en el dedo, se sumaba la de última hora de Ryan Nicholas por una lesión en su mano derecha, uno de sus hombres importantes en la pintura, por lo que la rotación azulona se veía mermada (20-12).

Apareció entonces el senegalés Mus Barro, uno de los jugadores más destacados en partidos previos, para recortar diferencias con hasta tres canastas consecutivas. La diferencia en contra al final del primer cuarto sería de seis puntos tras un nuevo triple de Reaves que mantenía al Tizona en la pelea (27-21). La salida en el segundo cuarto de los naranjas fue mejor, logrando dos triples de mucha calidad por medio de Joseph, sobre la bocina, y Reaves, ante la presión de varios rivales. La mejoría defensiva de los de Lluís Riera se plasmó sobre el parqué y Ayoze igualó el choque tras un dos más uno convertido. El Tizona dio la vuelta al marcador con un parcial de 12-4 que culminaba desde el triple el recién ingresado Brian Starr tras robo en campo propio (31-33).

Foto: Pol Puertas / ICG Força Lleida):

El ex azulón Feliu daba la réplica desde la pintura para los de Gustavo Aranzana, que había parado previamente el partido para frenar el empuje de su contrincante. Aparecieron entonces los tiradores de Lleida para tomar de nuevo la sartén por el mango, especialmente por medio de Polanco, que casi alcanzaría los 20 puntos antes del descanso. La anotación burgalesa decayó en los minutos finales, pero el Tizona se mantuvo en la pelea y llegó al final del periodo nueve puntos abajo en el marcador.

Tras el paso por vestuarios, los ilerdenses quisieron ampliar pronto su renta y Chapela, Buchanan y Carrera pusieron a funcionar la máquina anotadora. Por su parte, Joseph daba la réplica desde el triple para el Tizona, y Barro seguía haciendo caja en el juego interior. Riera tuvo que parar el partido tras varias pérdidas que colocaron a los locales con una renta superior ya a los diez puntos (61-48). Los hoy naranjas no querían descolgarse del partido en el tercer cuarto, como ya les ocurriera en partidos previos a domicilio, e Iván Martínez anotaba desde el triple para mantener vivos a los suyos.

Los burgaleses apostaron por el juego exterior, pero el aro se resistía a los tiros del Tizona. El canterano Revilla, sin embargo, sí lograba anotar de nuevo en suspensión, en uno de sus mejores partidos de la temporada. El canterano burgalés dio un paso adelante para cubrir la baja del lesionado Nicholas y demostró con creces su mejor juego, logrando 7 puntos, 3 rebotes, 4 asistencias y 13 créditos de valoración. El joven ala-pívot asistía también para la canasta de Khadim Sow en los minutos finales del tercer periodo, aunque la diferencia en contra no lograba reducirse (72-56).

Foto: Pol Puertas / ICG Força Lleida):

Hombres como Brian Starr o Imobach tomaron también protagonismo en la segunda mitad, en un equipo burgalés que debía gestionar los minutos de los hombres más habituales tras las dos bajas obligadas por lesión. Las alternativas en el juego del Tizona no terminaban de dar sus frutos y los burgaleses no recuperaban el acierto de la primera mitad del encuentro. Spencer Reaves rompería la sequía anotadora con un buen triple con tiro adicional convertido. Los ilerdenses también redujeron su presión ofensiva, extendiendo sus posesiones para sentenciar el choque.

El Tizona no le perdía la cara al encuentro pese a la dificultad de lograr la remontada y Ayoze y Barro reducían ligeramente su renta en contra con dos buenas acciones en la pintura (82-65). El senegalés siguió aportando desde el tiro libre, colocándose como mejor jugador azulón del encuentro con 19 puntos, 10 rebotes y 25 créditos de valoración. Llegaron entonces unos buenos minutos del club burgalés, que anotaba desde el triple por medio de Pomares y Reaves, quinto del partido para el de Arkansas. Mus Barro machacaba el aro de Barris Nord en una jugada veloz y maquillaba el resultado final (91-77). El Tizona buscará cerrar la temporada con victoria en su último compromiso del curso, el próximo fin de semana en El Plantío, ante el Real Murcia Baloncesto.

LLuis Riera técnico del Tizona Burgos.-Pol Puertas / ICG Força Lleida):

Ficha técnica:

ICG FORÇA LLEIDA: 91

TIZONA UNIVERSIDAD DE BURGOS: 77

ICG Força Lleida: Polanco (20), Chapela (11), Feliu (5), Carrera (16), Buchanan (15) –quinteto inicial-, N’Guessan (-), Marcus Vinicius (2), Sans (12), Manuel (2) y Bulic (8).

Tizona Universidad de Burgos: Ayoze (5), Iván Martínez (4), Reaves (18), Joseph (9), Barro (19) –quinteto inicial-, Starr (5), Sow (2), Imobach (3), Úriz (5) y Revilla (7).

Árbitros: López Herrada, García Crespo y Peláez Santana.

Parciales: 27-21 / 23-20 / 22-15 / 19-21.