El UBU San Pablo buscará una victoria este domingo en El Plantío, que le mantenga entre en el grupo de cabeza frente a un difícil Cajasur Córdoba que podría disputarle el quinto puesto

El UBU San Pablo Burgos afronta el último tramo de la temporada sabiendo que el sueño del ascenso se ha escapado casi definitivamente, pero con el total convencimiento de que dar el máximo en cada partido es la única forma de ser fiel a sí mismo. Con el mantra de seguir buscando el crecimiento diario, los cidianos tratarán de superar este domingo a las 12:00 horas en El Plantío a un complicado Cajasur BM Córdoba que intentará asaltar el quinto puesto que ocupa el bloque burgalés.

El conjunto rojinegro quiere cerrar la temporada con buenas sensaciones para completar el año del entreno en DH Plata de la mejor forma posible. Para ello, habrá que superar este domingo a un duro rival con el que los castellanos empataron en el encuentro de ida de esta fase de ascenso (28-28), un choque que estuvo marcado por la igualdad y la solidez defensiva de los andaluces. Ahora, el UBU San Pablo buscará el apoyo de la afición cidiana para demostrar que El Plantío no es una plaza fácil de conquistar y, para ello, no podrá contar con Joshua da Silva, lesionado en la última jornada en Ciudad Real. El jugador británico sufre un edema óseo en la rodilla izquierda y casi con toda seguridad se perderá el resto de la temporada. No obstante, el conjunto castellano tiene múltiples armas y no dudará en utilizarlas al máximo para superar a los cordobeses. Como viene siendo habitual, el equipo burgalés trabaja para poder imponer su ritmo y su estilo de juego y para cerrar filas de modo que no haya espacio por el que se pueda colar el peligro rival, que a menudo encarna Aitor Gómez.

Nacho González: “Debemos mantener el nivel de exigencia”

El entrenador del UBU San Pablo, nacho González, define a su oponente como «un equipo experimentado, grande y con muchos jugadores en todas las líneas que tienen mucha experiencia». «Ellos en partidos igualados se desenvuelven muy bien y nosotros, ahí, tenemos que intentar correr y defender», anticipa González.

El preparador tiene claro que su bloque debe «intentar volver a una línea defensiva alta y poder imponer el ritmo desde la defensa para salir al contraataque». «Es algo que en algunos momentos de la temporada hemos hecho muy bien», recuerda el vallisoletano. «En los últimos partidos, también por la entidad de los rivales, nos ha costado más defender», relata.

El entrenador del UBU San Pablo no duda en que para sacar lo máximo de los encuentros que quedan, hay que mantener el nivel de exigencia. «Tenemos que volver a esta línea», sentencia.