La jornada más larga de la carrera, por encima de 200 kilómetros con final en la localidad de Faro, contó con el gran esfuerzo de Jetse Bol que acumuló casi 5 horas de fuga por delante del pelotón en otro día muy caluroso.

Jetse Bol, en la fuga de Volta al Algarve. Foto: Álvaro García.

Cuatro valientes se lanzaron a los pocos kilómetros de comenzar la etapa en busca del protagonismo y de la aventura. Con una parte inicial que incluía dos subidas puntuables, la diferencia llegó hasta los 5 minutos con un cierto beneplácito del pelotón.

Sin embargo, con el paso de los kilómetros también aumentó el ritmo de los equipos que querían pelear por un sprint. Así, a falta de 11 kilómetros quedaban neutralizados Jetse Bol y sus tres compañeros. En línea de meta, el mejor fue Carlos Canal que firmó la 21ª plaza.

Turno este sábado para la contrarreloj de esta Volta ao Algarve. 20’3km con salida y meta en Lagoa que presentan varios repechos para endurecer la pelea por la general de la carrera.