Los burgaleses reciben este sábado a las 18,30 al Tafatrans.

Foto: Jarcha/Burgosdeporte

 Este fin de semana se disputa la antepenúltima jornada de liga en el grupo 2C de la Segunda División B de fútbol sala y en el caso del equipo local tiene un complicado compromiso ya que recibe, ni más ni menos, que al máximo aspirante al título, los navarros del Tafatrans Vulcanizados Ruiz FS, que tras realizar una sensacional temporada, acuden a Burgos para enfrentarse a partir de las 18:30 horas del sábado al Círculo BigMat Fontecha, con la posibilidad matemática de proclamarse campeones de liga, si se llevan los tres puntos del polideportivo Círculo.

Los entrenados por Leandro han formado un bloque muy completo con jóvenes valores de la cantera navarra y otros jugadores recuperados tras sumar experiencias en equipos de superior categoría y ya tienen asegurada su participación en el playoff de ascenso, faltando únicamente por confirmar si lo harán como campeones de grupo, para lo cual necesitan sumar tres puntos entre los tres partidos que restan para finalizar el torneo de la regularidad o igual ni siquiera eso, ya que su perseguidor más cercano, el CD Otxartabe, no está dando la talla en los últimos partidos, con dos derrotas consecutivas ante Pinseque y Guadalajara que han allanado mucho el camino al título de los tafalleses.

En cuanto a los locales, tras los malos resultados acumulados en esta segunda fase, que les han alejado del ansiado quinto puesto, pelearán por recuperar las sensaciones de la primera parte de la temporada y volver a sumar puntos en partidos contra equipos importantes e indirectamente por tratar de aplazar al menos una semana el alirón del Tafa, equipo que inició la andadura en esta categoría con los burgaleses hace cinco temporadas.

No ha sido una semana de entrenamientos sencilla para los verdiblancos, que tras una larga temporada acumulan problemas físicos en forma de sobrecargas y molestias, pero el hecho de tomar parte en un partido con tanto en juego para los visitantes, aportará la motivación y las fuerzas necesarias para ofrecer un buen espectáculo en la pista del Círculo, que volverá a recibir algo de público, hasta completar un tercio del aforo.